Otro coche de un famoso a subasta, el Porsche 911 de Bill Gates

Viernes, 1 junio 2012

Porsche 911 de Bill Gates

La casa de subastas Dorotheum de Austria ofrecerá el primer Porsche del millonario Bill Gates, uno de esos jóvenes que alardearon de Porsche en los años 80. Aunque se comenta que su primer coche de esta marca fue un 959, se sabe que durante sus primeros años en Microsoft tenía un Porsche 911 Turbo de 1979, en color azul aturquesado y un motor de 300 CV y 3,3 litros.

El coche, que acabó finalmente en posesión de un austriaco, saldrá a subasta el próximo seis de junio. Los interesados podrán pujar por este coche, del que se esperan obtener entre 39.000 y 50.000 euros y es una de las joyas de la subasta especial que lleva el título “coches clásicos“.

Otro de los deportivos más llamativos de la subasta será un Ferrari 330 GT 2+2 de color burdeos que perteneció al arquitecto británico Norman Foster y que cuenta con sólo 68.500 kilómetros. La valoración de éste clásico es de entre 68.000 y 82.000 euros. En la subasta también se venderán otros coches lujosos como dos Rolls-Royce Corniche descapotables y un Aston Martin Virage Volante.

Y sobre subastas de clásicos, hace poco se conocían los resultados de la subasta de los clásicos Aston Martin Sale 2012 de la casa Bonhams, una de las grandes citas del año. En ese caso se cerró con la llamativa cifra de 10,3 millones de dólares. Entre los coches subastados destacan el Aston Martin Virage Volante de 1994 utilizado por el príncipe Carlos de Inglaterra hasta 2007, el DB4GT Zagato Sanction II Coupe de 1991 adquirido por el manager de Phil Collins, Tony Smith, el convertible DB4 Vantage de 1962 comprado por el fallecido Reginald Gwynn, director gerente de Woolworth´s en Reino Unido, y el coupé Virage de edición limitada de 1994 que perteneció al ex campeón mundial de boxeo Lennox Lewis.

Además, veintidós Ferrari clásicos, algunos de ellos de competición, fueron subastados individualmente junto a otras muchas joyas por RM Auctions en un fin de semana en Mónaco alcanzando en total una cifra de 33,5 millones de euros. El vehículo que alcanzó un valor más alto fue un Ferrari 625 TRC Spider de 1957 que fue vendido por 5 millones de euros. Sin salirnos de Ferrari, un 206 S Dino Spyder de 1966 alcanzó un valor final de 2,52 millones de euros, la misma cifra que el Ferrari 225 Sport Spyder “Turboscocca” de 1952. También hubo otras unidades con alto interés histórico, como un Mercedes-Benz 540 K Sport Cabriolet A de 1936 que se subastó por 2,32 millones de euros, o la barqueta Alfa Romeo Tipo 33/3 Sports Racer de 1969 y el Alfa Romeo T33/2 “Daytona” de 1968 que también superaron el millón de euros.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*