Las reclamaciones por venta y reparación siguen cayendo

Lunes, 21 julio 2014

Algo debemos estar haciendo bien. Las últimas cifras publicadas por las organizaciones de consumo y analizadas por la asociación de vendedores y talleres Ganvam, confirman una reducción continuada desde 2007 de más de un 60%.

Por contra de lo que el imaginario popular pueda sugerir, las reclamaciones tramitadas por organizaciones como OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) o FACUA (Consumidores en Acción) relacionadas con el automóvil, sólo suponen un 1,6% del total.El fenómeno no es nuevo y tiene que ver tanto con la mejora del producto y su fiabilidad, como por la generalización de las buenas prácticas y obligaciones recogidas en las diversas modificaciones de la ley 23/2003 de julio de 2003 de garantías a particulares.

Así, el año pasado, los automovilistas formularon alrededor de 20.000 peticiones o demandas de información a través de alguna de las organizaciones citadas. Y llegando al detalle, el grueso se refirieron a condiciones de venta, publicidad engañosa, cláusulas abusivas o deficiencias en la prestación del servicio.

Cabe destacar que esta afortunada progresión, se viene incrementando de manera ininterrumpida desde el inicio de la crisis, hito que por otro lado marcó el inicio de la recuperación y consolidación del mercado del vehículo usado. La progresiva profesionalización del producto usado, transparencia en los datos, así como su presentación y tratamiento por compraventas y puntos oficiales que han recuperado ésta parcela de negocio, influyen de forma directa directa en las cifras más recientes.

Fijándonos sólo en el año pasado, las reclamaciones se redujeron un 50% respecto a 2012, porcentaje que se incrementa de forma espectacular hasta el 75% menos si sólo se tiene en cuenta al coche nuevo. Por todo lo dicho, el sector automoción sólo representa un 1,6% de las más de 1,2 millones de consultas y reclamaciones recibidas por las organizaciones nacionales de consumidores el año pasado. Y eso que más que en ningún momento, hoy se ha de luchar contra la hipersensibilidad al precio que muestran los compradores y a la que se refieren los representantes de Ganvam en la presentación de éste informe.

Conviene pues seguir haciéndo los deberes, racionalizando la oferta, comprando producto de calidad y vendiéndolo en las condiciones que se merece, ofreciendo de forma generalizada productos como las garantías mecánicas que analizamos aquí.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*