Las otras subastas: las multimillonarias

Viernes, 7 marzo 2014

 

Si cada años el martillo de BCA adjudica la venta de 20.000 coches con un precio medio al alcance de los mortales, firmas más vinculadas al arte que al motor colocan unas contadas piezas que rondan lo que el producto interior bruto de un país pequeño.Porque el saber no ocupa lugar, hemos buscado las más llamativas para que puedas presumir.

1.- Mercedes W196 1954. 21.825.270,59 euros.

La flecha de plata fue el monoplaza de Mercedes que hizo retornar a Alemania a lo más alto de los podios después de la segunda guerra mundial. Si el automóvil en sí tiene un significado muy especial, más que nada en el mundo le debió parecer al comprador que en julio del año pasado se dejó la misma cantidad de dinero en Bonhams, que el beneficio neto de Acerinox el año pasado.

2.- Ferrari 250 Testa Rossa 1957. 12.504.640,34 euros.

El interés de los cabeza roja originales tiene más que ver por su increíble historia deportiva que por su excelencia técnica. Tal es así, que cuando en 1957 un equipo privado estadounidense inscribió un 250 TR en los 1.000 Kilómetros de Nurburgring, ni la marca imaginaba que allí arrancarían sus años de palmarés ininterrumpido. Lo ganó todo a los dos lados del Atlántico y su voluptuosa estampa, obligada por el tamaño de su enorme motor V12, forma parte de colecciones formidables como la de Ralph Lauren que por cierto, tiene dos.

3.- Ferrari 250 GT SWB California Spider. 1961 8.685.226,38 euros.

En los sesenta aparecieron los gentleman drivers y el interés estadounidense por pagar muchísimo dinero por versiones ejecutadas para disfrutar del agradable sol de California. Primer Gran Turismo de Ferrari en equipar frenos de disco en ambos ejes, su distancia entre ejes recortada (de ahí lo de SWB, short wheel base) le dotaba de una bella compacidad, todo músculo y poderío. Sólo se fabricaron 50 descapotables y la unidad que se vendió el año pasado en Arizona, tenía la particularidad de mantener motor, transmisión, chasis y carrocería guardando conjunto desde que salió de Maranello.

4.- Bugatti Royale Kellner Coupe. 1931. 14.806.769,71 euros.

Curioso récord del mundo el que alcanzó esta obra de arte de la ingeniería vendida en Christie’s al gigante japonés de la ingeniería civil, Meitec. Sucedió en 1987 y durante veinte años, fue el coche más caro subastado en el mundo. Elegante, finísimo, sofisticado a más no poder y en otra órbita por diseño y lujo, el Royale iba a ser vendido entre la realeza europea, pero se topó con la gran depresión y la guerra.Se construyeron sólo seis ejemplares y sus casi siete metros de largo aún hoy en día pasan desapercibidos por sus brillantes proporciones.

5.- Bugatti Royale Berline de Voyage. 1931.10,179,023.99 euros.

Si te contamos que esta unidad jamás fue vendida por Ettore Bugatti y que para que no cayera en manos de los nazis, se emparedó en la propiedad familiar de Ermenonville y que no apareció hasta 1950, quizá no te lo creas. Claro que cuando te contemos que su primer dueño la cambió por dos neveras industriales General Electric, seguro que te tiras de los pelos. Así estaba Europa en aquella época, con el franco por los suelos y soñando con frigoríficos industriales. El piloto americano Briggs Cunninham fue el primero en hacer el tocomocho, y el fundador de Domino’s Pizza, el que pagó el capricho. Ver para creer.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*