La operación salida saca de sus casillas a los alemanes

Lunes, 11 agosto 2014

Vistos desde aquí, nadie diría que siete de cada diez teutones, se ponen de los nervios al volante de camino a sus lugares de descanso. Los holandeses por el contrario son los más tranquilos y los italianos, los menos respetuosos. Estos son los datos más curiosos de la operación salida.

En agosto tiene lugar en nuestro país una curiosa mezcla de conductores internacionales, que durante los primeros días del mes, cruzan España lo mismo europeos camino a la Costa del sol, que magrebíes a los países del norte de África. Y con ellos, una variada mezcla de hábitos al volante que ha servido a la consultora de comunicación ION, para presentar un estudio realizado entre más de 30.000 conductores de diferentes países europeos.

Las sorpresas, son cuando menos curiosas. Alemanes, españoles y belgas son los que más rápidamente pierden los estribos al volante, una realidad que reconocen el 70% de los alemanes, el 62% de los españoles y el 61% de los belgas. Por el contrario, los holandeses son los conductores más relajados, ya que solo el 48% se altera ante una situación complicada.

Además, las diferencias de comportamiento también las marcan los sexos, y si en España el Observatorio Español de Conductores (Ducit) cataloga a las conductoras como más prudentes y lentas en un 53% de los casos frente a un 43% de los hombres, los alemanes dan la vuelta a la tortilla. Ellas claramente corren más que ellos y pierden los estribos hasta en un 70% de los casos. ¡Cuidado con increpar a una matrícula alemana!

Este Observatorio también corrobora el carácter imprudente de los españoles al volante, ya que señala que el 67,9% de los españoles no respeta los límites de velocidad en carretera, mientras que el 51,6% no cumple con la obligatoria distancia de seguridad. El 98,1% se considera “bueno o muy bueno” pero considera que el otro 50% respeta “poco o nada” a los demás conductores.

Precisamente por esta percepción no tan positiva del resto de conductores, el 75% de los españoles junto con un porcentaje idéntico de italianos, belgas y holandeses, es favorable a fijar límites de velocidad para reducir los accidentes, un argumento que solo comparte el 20% de los alemanes. De hecho, Alemania es el único país en el que sus conductores son contrarios a establecer límites. Al 32% le gusta conducir rápido, pero si se encuentra con un turista alemán al volante, no hay de qué preocuparse, ya que en general son, junto con los suizos, los conductores más respetuosos y previsores de toda Europa.

Con quien hay que tener más cuidado es con los italianos, ya que reconocen ser los más adictos a utilizar el móvil mientras conducen, un hábito frecuente entre el 34% de los encuestados y que se ha convertido en una rutina diaria para el 6% de los espaguetonis. Este hábito es una de las diferentes distracciones que están detrás del 40% de los accidentes de tráfico. ¡Que viva la diversidad!

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*