Faltan 9.000 coches usados para satisfacer la demanda

Jueves, 24 abril 2014

O lo que es lo mismo: podrías haber vendido tres unidades más en lo que llevamos de 2014. Así lo indica el informe de MSI para Faconauto, organismo que reúne a los 2.908 concesionarios y que acaba de hacer públicas las cifras del arranque de año con una evidente mejoría respecto al del año pasado.

Y es que aunque parezca mentira, nos encontramos en uno de los pocos sectores donde la demanda supera a la oferta. Así, si en los tres primeros meses del año se han cerrado 170.101 transmisiones de vehículos usados, la cartera de clientes viva se ha aproximado a las 180.000 unidades. El motivo de esta oferta que ha quedado insatisfecha, tiene que ver con el tipo de vehículo que con mayor demanda: aquél con una antigüedad inferior a diez años.

En el pasado hemos tratado este mismo asunto haciendo referencia a la necesidad de incrementar el stock y hacerlo por la vía de la calidad, puesto que de los datos de la consultora MSI también se desprende un hecho muy esperanzador: el precio medio se ha incrementado un 3,1%, superando ya la barrera de los 12.000 euros.

El efecto rejuvenecedor de estas cifras de negocio, ponen de nuevo en valor a los coches más nuevos que hasta los tiempos recientes, prácticamente habían sido comercializados en solitario por concesionarios oficiales. Es ahí donde hay que centrar el objetivo de inversión en la renovación del stock porque es seguro que esos coches van a protagonizar rotaciones muy rápidas.

Como complemento a estas buenas perspectivas, el anuncio realizado en el foro PWC del sector de la automoción celebrado en Madrid hace unas pocas semanas sobre una nueva extensión del plan de ayudas a la compra de automóvil nuevo, parece tomar forma. El plan Pive VI estaría encima de la mesa y jugando un papel protagonista sobre otras iniciativas de apoyo a la industria, toda vez que las cargas de trabajo para las siete plantas de las multinacionales asentadas en España, han sido confirmadas con la última incorporación de Nissan Barcelona, que montará un turismo compacto en la categoría del Mégane, un pick-up sustituto del Navara y la pequeña furgoneta NV eléctrica.

En lo que llevamos de año, el Plan PIVE ha venido concentrando siete operaciones de cada diezen el segmento de particulares, con una dotación que en esta última oleada va a suponer 175 millones de euros. Más ventas y la progresiva desaparición camino de la chatarra de aquellos coches que por su veteranía van teniendo menos cabida en el mercado, lograrán satisfacer la necesidad de buenos usados en el canal de V.O.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*