El usado confirma su fuerza en los grandes concesionarios

Lunes, 31 marzo 2014

Los años de regalar el negocio del coche usado a vendedores independientes, toca a su fin. Impulsado por las propias marcas, el mercado de V.O. aporta ya el 8% del beneficio y el 15% de la facturación de los concesionarios.

Llevábamos hablando meses de los diferentes caminos que las marcas y fabricantes de automóviles estaban llevando a cabo para levantar la división de usados en sus maltrechas redes de ventas, cuando un informe de Ganvam pone cifras a una realidad innegable: tener usados en el concesionario, garantiza su supervivencia en un mercado de nuevo que será difícil vuelva a rozar el millón de unidades.

Así, las experiencias de largo recorrido como las que BMW llevaba a cabo en su programa “Premium Selection” o el recientemente introducido DWA del grupo VW, están dejando de ser una mala obligación para convertirse en muchos casos en el auténtico gancho para vender un coche nuevo.

Sin embargo, la desproporción entre ventas de coches nuevos y usados, resta importancia al peso de éstos últimos en la cuenta de resultados de los grandes concesionarios. Con el año 2013 cerrado, los vehículos nuevos han supuesto la mitad de la facturación y una tercera parte de los beneficios. Pero ojo, porque del total restante, sólo la división de venta de usados ha crecido, con mayor alegría que la venta de recambios, servicios de postventa o taller.

Cierre de año en blanco

Del mismo informe se desprenden buenas perspectivas para este año, después de haber navegado literalmente en el fondo de la crisis con apenas beneficio pero sin pérdidas, que en el 2012 supusieron alrededor del 0,7% de la facturación.

Los números negros vuelven pues a las cuentas, en un mercado donde el 61% de las transacciones, se realizaron entre particulares, un 2,6% más que en el año anterior. El espacio para recorrer es grande, y puesto que las ventas claramente crecen a costa del coche nuevo, dotar de una buena oferta de ocasión a los puntos de venta es una auténtica oportunidad de negocio para años venideros.

El descenso en la facturación por piezas y taller, puede verse también beneficiada con un mayor número de unidades vendidas por concesionario. Y de ahí las campañas recientes que arropan a coches más antiguos o de otras marcas, con descuentos en intervenciones de mantenimiento con tal de que pasen por el taller y consuman piezas de recambio.

No olvidemos que según el informe Snap on business solutions, elaborado para Ganvam, el mercado total de V.O. movió más de 8.800 millones de euros en 2013. Una jugosa tarta que con total seguridad, se va a repartir más a partir de este año, ahora que los departamentos de planificación han despertado del largo letargo en el que se habían quedado después de atender a un mercado de nuevo de más de un millón de unidades… que ya no volverá.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*