El Salón de Automóvil de Madrid se convierte en cita comercial

Martes, 20 mayo 2014

 

Desprendido de su adjetivo de internacional y luchando hasta el último día para garantizar su pervivencia frente a las citas internacionales, Ifema reinventa el concepto albergando conceptos muy distintos bajo los techos del ferial: coches nuevos, usados, servicios y atracciones se dan cita hasta el 25 de mayo.

Y es que parece un milagro que al final, estos días vaya a haber algo que ver en los recintos feriales de IFEMA en Madrid. Corría febrero cuando la organización hacía públicas las fechas y ni una sola de las 24 marcas de automóviles que ahora ocupan los pabellones 1, 2, 3, 4 y 5, confirmaban su asistencia. De aquella guisa tuvieron que sacarse de la manga el anuncio de un ticket salón que se materializaría en un descuento inmediato de 1.000€ en cada operación que se cerrara durante la celebración del encuentro. Y aunque la idea no ha fructificado estricto sensu, (nos lo ha confirmado la propia organización), sí que han recabado el compromiso de las marcas de ser más generosas en las tasaciones de los coches que se entreguen a cambio.

Por todo lo dicho, se puede entender el ligero carácter de totum revolutum que va a hacer convivir en lo que era una muestra de coches estrictamente nuevos y de futuro, a exposiciones de clásicos, stands de industria auxiliar y de servicios (financieras, seguros, accesorios, publicaciones y organizaciones), la administración pública telemática que promete realizar las transferencias en vivo e incluso un pabellón dedicado al V.O. con espacio para la tasación del coche usado y la asesoría para la compra de uno nuevo.

Las marcas que tienen desplegada allí su fuerza comercial son, por orden de compromiso  Nissan, Hyundai, Mercedes y Lexus. Todas ellas llevan coches nunca vistos en España(Pulsar, Genesis, Clase V y NX, respectivamente), mientras que Alfa, Dacia, Fiat, Honda, Infiniti, Jaguar, Jeep, Kia, Land Rover, Mazda, Opel Peugeot, Renault, Smart, Suzuki, Toyota y Volvo se volcarán en la oferta existente. En la lista del debe, Ford, Citroën, el grupo Volkswagen-Audi, Seat y las marcas importadas por el grupo Bergé, no se sumarán a la cita descontentas por los cambios de rumbo que ha ido adoptando la institución pública, que hace unos pocos meses apostaba por cerrar Madrid y concentrar el interés en el de Barcelona.

Sea como fuere, los seis euros que costará la entrada -gratis menores de 12 años y profesionales del sector-, parecen estar justificados aunque sólo sea por observar qué color va tomando el mercado en vísperas de la liquidación del último lote de ayudas púbicas a la compra de coche nuevo, o cazar alguna oportunidad usada.

 

 

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*