Qué revisar antes de comprar un vehículo usado

Miércoles, 20 octubre 2010

revision_coche_usadoEs muy importante tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de adquirir un vehículo de ocasión. Muchos de nosotros no prestamos atención a los pequeños detalles, pero conviene saber que hay cosas que no debemos pasar por alto. Sólo es cuestión de tomarnos nuestro tiempo y de elaborar una lista con los tips más importantes que nos vengan a la cabeza.

Hemos listado algunos que pueden serte útiles. Recuerda que hay que ser precavido. De esta manera evitaremos riesgos innecesarios:

  • Kilometraje: El número de kilómetros puede indicar el desgaste que ha tenido el coche.
  • Pintura: Toca y fíjate en las molduras, ventanas y en cada parte de la carrocería. Así verás si el coche está mal pintado, resanado o si tiene golpes o raspones.
  • Chapa: Mira bien las molduras, defensas, parrilla y en general toda la carrocería para ver si el vehículo ha sufrido algún percance y está mal arreglado.
  • Fugas: Revisa los bajos del coche y fíjate que no exista ninguna mancha de aceite, gasolina, anticongelante o agua.
  • Ruedas: Chequea la presión de cada neumático y el desgaste de la banda de rodamiento. De esta manera sabrás si hace falta alinearlas o cambiarlas.
  • Oxidación: Comprueba que no haya ninguna señal de oxidación alrededor del vehículo. En el caso de detectar alguna, ten presente que no tiene ninguna solución. No es posible arreglarla.
  • Interiores: Mira que la tapicería no esté demasiado gastada, rota o haya sufrido quemaduras. Haz lo propio con los compartimentos. Revisa debajo de los tapetes para comprobar que no haya fugas de agua, inundación u oxidación en el maletero.
  • Sistema eléctrico: Este es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta, ya que estas son las partes del vehículo más caras de reparar en caso de avería. Verifica las luces, señales, aire acondicionado y elevalunas eléctricos.
  • Radiador y anticongelante: Es muy importante que no haya corrosión u oxidación alrededor del radiador y suciedad o fuga en el anticongelante.

Esperamos que con estas sencillas recomendaciones puedas llevar a cabo una compra segura y tu vehículo de segunda mano no te de ningún quebradero de cabeza en el futuro.

Artículos relacionados:

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*