Cambiar el color del coche: ¿precio y a quién lo notifico?

Miércoles, 12 junio 2013

Cambiar el color de nuestro coche se está conviertiendo en una acción cada vez más frecuente. Podemos decir que se trata de una variante, o actividad que parte desde el tunning, aunque solo se centra en el color de nuestro coche. Colores mates o con reflejos son los que cada vez están más de moda y los que más llaman la atención por nuestras carreteras. Pero ¿qué hay que hacer si queremos cambiar el color de nuestro coche?  

ITV o Tráfico ¿A quién notificó que cambio el color del coche?

A la hora de cambiar el color de nuestro coche y una vez hemos realizado dicho paso, aunque no obligatorio conviene notificarlo en tráfico. El permiso de circulación de un coche es el documento emitido por la Dirección General de Tráfico que está en uso desde 2005 y refleja toda la información de nuestro vehículo. Asimismo permite a la DGT tener nuestro coche registrado ante cualquier incidente que pueda ocurrir.

Por último, también conviene notificarlo a nuestro seguro, ya que existen aseguradoras que en relación al modelo y color del coche cobran una cantidad por asegurar tu vehículo.

Precio para cambiar el color del coche

En la actualidad existen muchos tipos de pinturas y diferentes calidades. Cambiar el color de nuestro vehículo en un taller puede hacerse a partir de 600 euros, lo que no te asegura un resultado óptimo. Muchas veces nuestro vehículo tiene arañazos e imperfecciones que conviene recubrir con masilla para conseguir un resultado óptimo. Además los diferentes tipos de pintura que existen en la actualidad para cambiar el color del automóvil también pueden abaratar o incrementar el precio de este proceso.

Cambiar el color del coche con el mejor resultado puede oscilar entre los 1.400 y 2.000 euros. Dependerá además de las calidades y pintura elegida para realizar este cambio. Los mejores talleres de nuestro país consideran que para conseguir los mejores resultado conviene desmontar todas las piezas exteriores de la carrocería para no dejar ni rastro del viejo color.

Foto: Fotosuabe en Flickr

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*