El seguro de coche, objeto de deseo de los defraudadores

Viernes, 29 julio 2011

La aseguradora Línea Directa que pertenece a Bankinter, ha elaborado el primer estudio para medir el fraude que padecen las pólizas del automóvil, tomando como base de análisis 23.000 casos irregulares detectados entre sus propios clientes durante 2009 y 2010.

Las conclusiones de este estudio han sido cuanto menos sorprendentes: dos de cada diez siniestros declarados son fraudulentos, el 95% están relacionados con el seguro del coche, el ritmo de casos ha experimentado un crecimiento interanual del 30% el pasado año y las primas de los asegurados se han encarecido un 10% por culpa de los que no pagan.

Así, se han detectado casos en los que algunos asegurados arrastraban supuestamente una invalidez parcial o tenían lesionadas sus vértebras cervicales tras sufrir un accidente de tráfico, pero la realidad es que conducían motos de alta cilindrada o iban cargados como mulas tras haber realizado la compra en el supermercado y corren como gamos por las calles. Ahora, el pícaro se ha sofisticado y emplea otros métodos para cometer fraudes y vivir a costa de los demás.

En un ejercicio de aproximación, Línea Directa estima que el fraude que asumen en sus balances las compañías aseguradoras españolas ascendió a 780 millones de euros en 2010. Una cantidad muy superior a la que factura anualmente cualquiera de ellas y parecida a la recaudación que el estado espera obtener con el nuevo impuesto sobre el tabaco.

En cuanto a la tipología del fraude descubierta, se aprecia que el 96,1% de los falsos siniestros se corresponde con daños materiales, mientras que los daños físicos tan sólo representan el 3,9 por ciento. Entre los primeros abundan los daños ajenos al siniestro (62,9%), los propiciados por los proveedores (16,4%) o aquellos que se materializan con la connivencia del personal que trabaja en la propia empresa (6,2%).

Los nuevos pícaros del siglo XXI son: en primer lugar los jóvenes menores de 26 años (38,5%), luego van las pequeñas empresas que explotan flotas de coches (28,2%), después los mayores de 26 años (23,2%) y finalmente, los extranjeros (10,1%).

No obstante, el barómetro indica que este perfil está cambiando debido a la entrada de mafias organizadas, que solas o con la ayuda dedesguaces y talleres comenten menos fraudes en proporción pero de mayor cuantía. El falso robo de coches de lujo o turismosdesguazados vuelven a circular una vez cobrada la prima también forman parte del nuevo escenario.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*