El Perito de Seguros en un siniestro de coche

Lunes, 31 mayo 2010

accidente cocheComúnmente, al sufrir un siniestro con el coche, esperamos la intervención de un Perito de Seguros a requerimiento de la compañía aseguradora. Lo habitual es que el perito tras evaluar el tipo de siniestro y estudiar los tipos de cobertura de la póliza efectúe la propuesta de indemnización o en su caso, rechace el sinistro al verificar que no tiene cobertura.

En algunos casos el asegurado observa cómo la cuantía de la indemnización no se corresponde con lo que él considera justo y directamente no recibe pago alguno por los daños ocasionados en su vehículo. Ante el desconocimiento de sus derecho, no le queda otra opción que conformarse con lo dictaminado por el perito representante de la compañía aseguradora.

En este sentido, la legislación española regula el Contrato de Seguro y establece claramente cuáles son los deberes y derechos de las partes intervinientes. Uno de los mecanismos más importantes que garantiza esos derechos es el llamado procedimiento pericial recogido en el artículo 38 de dicha ley.

Además, el asegurado puede nombrar su propio perito cuando no está de acuerdo con la propuesta de indemnización realizada por un perito de seguros. ¿Cómo lo hace?, lo primero es nombrar un Perito de Seguros que le represente.

¿Qué podemos hacer ante un siniestro?

Es fundamental atenerse a los plazos que marca la ley. El asegurado deberá comunicar al asegurador el siniestro dentro de un plazo máximo de siete días de tener conocimiento, salvo que en la póliza se haya establecido un plazo más amplio.

Además y dentro del plazo de cinco días desde el momento de la notificación, el tomador del seguro deberá notificar por escrito al asegurador la relación de los objetos existentes en el momento del siniestro, la de los salvados y la estimación de los daños.

Si las partes afectadas llegan a un acuerdo sobre el importe y la forma de indemnización, el asegurador deberá abonar el importe convenido o realizar las operaciones necesarias para sustituir el objeto asegurado.

De cualquier manera, el asegurador deberá pagar, en el plazo de cuarenta días, a partir de la recepción de la declaración del siniestro, la suma mínima de lo que el asegurador pueda deber, según los hechos conocidos por el.

Si no hay acuerdo dentro del plazo de cuarenta días, cada una de las partes deberá designar un perito, constando por escrito esta decisión.

Actuación de los Peritos de Seguros
A partir del momento en que ambas partes nombran su perito se inicia un procedimiento cuyos elementos más importantes son los siguientes:

  1. Si los peritos llegan a un acuerdo, éste se reflejará en un acta conjunta.
  2. En el caso de no haber un acuerdo entre los peritos, se designará un tercer perito de conformidad y si esto no se consigue llevar a cabo, la designación se hará por el juez de primera instancia del lugar en que se encontrasen los bienes.
  3. En cuanto a los honorarios, cada una de las partes pagará a su perito. Si se tratase de un tercer perito los gastos que genere la tasación pericial correrán a cargo por mitad del asegurado y del asegurador.

Dónde encontrar un Perito de Seguros
Hay que dirigirse a la Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías (www.apcas.es ). Es una organización sin ánimo de lucro e independiente.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*