Siempre mejor un coche grande

Jueves, 2 septiembre 2010

coche_grandeLos Estados Unidos de América (América, como gustan abreviar por aquí, obviando el resto de lo que queda comprendido entre el Cabo de Hornos y Alaska) es el país del XXL.

Aquí todo es talla gigante: las hamburguesas, las pizzas, las porciones de tacos, los rascacielos y los coches.

Y solo a mi se me ocurre alquilar un Smart en el país del XXL. Lo cogí porque iba solo a Muir Woods, a unos pocos kilómetros del downtown, y además era el más barato (¡hay que mirar por el presupuesto).

Pero lo que no esperaba era convertirme en una atracción de feria. Apenas llevaba hechos los primeros kilómetros cuando me di cuenta de que ir por una autopista (norte)americana con un Smart es como ir en patinete por una europea.

La gente bajaba las ventanillas y aminoraba para verme y hacerme fotos, me saludaban como quien ve a un extraterrestre y sonrían ante la ocurrencia. En los parking los turistas venían a hacerse fotos conmigo y los más atrevidos me preguntaban que cómo se conducía “eso”.

-“Pues con un volante y cuatro ruedas”, ¿cómo si no?

En el fondo fue divertido. Era un excéntrico talla S en el país del “Jumbo size”. Pero me reí un montón. Y quien me veía al volante, también.

PD: para hacer honor a la verdad, en la ciudad de San Francisco se ven muchos coches pequeños, hasta en eso es la más “`progre” y diferente de los USA. Creo que los que me hacían fotos asombrados de mi minúsculo vehículo eran turistas del Medio Oeste que venían a ver el Golden Gate: allí todavía se lleva el carro de 2 toneledas para ir a comprar el pan.

vía: El Blog de Paco Nadal (El Viajero).

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?


1 Comentario

  1. Gonzalo   |  Martes, 07 septiembre 2010

    muy bueno! jajja

Deja un Comentario





*