El 50% de los coches de 2ª mano se llevan a talleres independientes

Jueves, 29 septiembre 2011

La quinta edición del Libro Blanco del vehículo de segunda mano que ha sido elaborado por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), afirma que la mitad de los compradores de un vehículo de segunda mano efectúa las revisiones rutinarias en talleres no oficiales. El estudio ha tenido en cuenta la opinión de 700 compradores y potenciales clientes de vehículos de segunda mano.

Además, este estudio concluye que los españoles siguen confiando ciegamente en los talleres oficiales y multimarca cuando llevan su coche a revisión. En este sentido, el Libro Blanco destaca que más del 91% de los usuarios opta por este tipo de establecimientos, frente a solo un 9% que decide acudir directamente a grandes superficies con talleres de reparación rápida, entre otros.

No obstante, el “Libro Blanco del vehículo de ocasión” demuestra que existen grandes diferencias de comportamiento dependiendo de si el coche se ha comprado a un profesional o a un particular. Y son precisamente estos últimos quienes más acuden a los talleres no oficiales para reparar y revisar su coche (tres de cada cuatro propietarios), mientras que quienes se han decantado por vendedores profesionales lo realizan en menos de la mitad de los casos.

A la hora de hacer valer la garantía del vehículo, la gran mayoría de los usuarios prefiere (93%). Sin embargo la opción de este tipo de talleres es un 43% menos popular que la de los multimarca.

El estudio de Ganvam destaca que aquellos compradores que desean adquirir un coche de segunda mano “moderno”, con una antigüedad de entre uno o cuatro años, se dirigen fundamentalmente a los vendedores profesionales, sobre todo para el tramo de entre tres o cuatro años, donde estos alcanzan su mayor popularidad, en total un 27% de las ventas las realizan los profesionales.

Por el contrario, a la hora de buscar un coche de entre cuatro y ochos años de antigüedad, son los vendedores particulares los que se llevan el gato al agua, puesto que un 41% de los conductores acuden a ellos a la hora de adquirir un coche de esas características. Estos vehículos, conocidos como los “mileuristas”, no pueden ser controlados por los profesionales de segunda mano, convirtiéndose en nicho de las transacciones entre particulares.

Asimismo, Ganvam recuerda que los vendedores profesionales ofrecen unas garantías mínimas de un año sobre los coches de ocasión que los particulares no ofrecen, y hace hincapié en que el comprador debe ser consciente de los riesgos que corre al adquirir un vehículo cuyo origen y trayectoria desconoce.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*