Los coches que nunca llegaron a la cadena de montaje

Martes, 30 noviembre 2010

Érase una vez una serie de coches huérfanos, prototipos, que nunca llegaron a ser fabricados para el consumo, pero que han servido como modelo, por su tecnología, para otros vehículos que circulan por nuestras calles. Tres claros ejemplos son: Arosa Racer de SEAT, Lancia Stratos HF y Aurora.

SEAT_arosa_racerEn el caso del SEAT Arosa Racer, un GTI urbano, presentado dos días después del atentado del 11S en Nueva York en 2001 y desde entonces no se ha sabido nada más de él. El prototipo con unos 125CV y un motor de 1.6 atmosférico de 16 válvulas podía alcanzar los 207 km/h, aunque puede que a tanta velocidad uno pudiera acabar saliéndose de la vía. Iba a ser una alternativa al Volkswagen Lupo pero tras la tragedia se convirtió en uno más de los muchos modelos que no llegaron ni siquiera a ser fabricados.

Otro buen ejemplo es el Lancia Stratos HF un vehículo futurista, que a diferencia del Arosa, sí tuvo algo de vida y participó en el mundial de Rallyes, ganó tres años consecutivos desde 1974 el Campeonato del Mundo de Marcas y continúo teniendo victorias como en 1981 en el Rallye de Montecarlo o en el Tour de Corse. A pesar de los éxitos que tuvo en mundo de la competición de coches de circuito, su paso por la cadena de montaje fue un fracaso y cuatro años después de la homologación para la competición, la mayoría de las 400 unidades fabricadas nunca salieron de la misma. Esto se debe a que carecía de maletero, tenía un escaso equipamiento y además sólo unas manos expertas podían conducir el vehículo adecuadamente.

auroraPor último el automóvil denominado Aurora, un proyecto de los años 50 y con la base del chasis de un Buick, fue construído por un cura neoyorkino. Este prototipo pretendía ser el vehículo más seguro del mundo con una carrocería construida con una fibra de vidrio realizada a mano y las burbujas de las aberturas superiores de plexiglás. Para la época en la que se lanzó tenía un aspecto intergaláctico, como la mayoría de los prototipos en los que la estética era muy importante y gracias al diseño no han pasado a ser un mal recuerdo.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*