La confianza, por escrito: así son las garantías mecánicas

Viernes, 18 octubre 2013

El negocio de la compra y venta de V.O. cuenta por su propia naturaleza con un hecho diferencial a la del vehículo nuevo: ¿Qué pasa si se rompe? Desgraciadamente, por mucha buena fe que intervenga en las dos partes e incluso y como es norma general, por más que el vendedor ponga todos los medios técnicos y experiencia a la hora de preparar un coche para su nuevo propietario, la sola existencia de la duda puede arruinar una operación

Oferta poco conocida

Más allá de la ley general de garantías, que establece un periodo no inferior a un año de cobertura para aquellos bienes usados que sean objeto de una transacción comercial, la venta de un vehículo usado puede estar amparada por una póliza de seguro ofrecida por un tercero. ¿Qué quiere esto decir? Pues que firmas comerciales muy populares como Groupama, Mapfre, o más especializadas como International Insurance, ofrecen un producto que viene a descansar a comprador y vendedor: si la avería aparece, se puede solucionar sin que suponga un imprevisto económico para ninguna de las partes.

 ¿Funcionan?

Lo cierto es que sí, pero siempre que se respeten las condiciones de contratación y de comunicación de siniestros. En lo primero, algunas pólizas exigen un justificado paso por un concesionario oficial o taller autorizado para dar fe del estado mecánico del vehículo. El proceso suele pasar por una diagnosis electrónica de los sistemas del coche en busca de averías memorizadas, y un peritaje más tradicional a base de reconocer de forma intensiva el estado físico de trenes rodantes, sistemas de filtrado, alimentación, transmisión y escape. Algo así como una ITV pero en grado superior y con la certificación por escrito de los puntos de revisión efectuados, y que por norma general se puede efectuar hasta seis semanas después de haber efectuado la compra del vehículo.

Para lo segundo, interviene el cliente sujeto del seguro. Y aquí es donde la explicación comercial cuando el coche sale por la puerta, toma su importancia. A la vista de las condiciones particulares de cada producto, el procedimiento pasa por comunicar de inmediato la avería a un mediador, el envío de partes de siniestro o presupuestos en el caso de que el coche esté en un taller… y esperar a que el perito de la compañía pase a a valorar lo que se reclama. Por cierto: todas las pólizas analizadas, ofrecen además servicio de asistencia en carretera para el vehículo y sus ocupantes. Las bonificaciones de la póliza de seguros de accidentes de que disponga un conductor no se resienten, y puede ser recibido por parte del comprador como un servicio de valor añadido.

¿Qué cubren?

La rumorología popular suele echar por tierra cualquier cobertura ofrecida por estas pólizas. Pero estudiando detenidamente las condiciones y después de haber consultado casos auténticos, son más los supuestos cubiertos que los que se quedan fuera siempre que se trate de elementos mecánicos.

En grandes grupos, los sistemas cubiertos se clasifican de la siguiente forma:

  • Alimentación: aforador, bomba de inyección, inyectores, caudalímetro, turbo, caja de mariposas, ECU motor y aquellos tubos metálicos del sistema.
  • Climatización: compresor, embrague, condensador, evaporador, polea y válvula de expansión.
  • Cambio manual: ejes, horquillas y sincronizadores.
  • Cambio automático: convertidor de par, ejes, regulador, radiador de aciete, ECU, válvulas de bloqueo y modulación, así como las bandas de freno y su servomotor.
  • Dirección: bomba, caja de dirección, barra, cremallera y piñón, depósito de fluido en las asistidas o servomotor y su ECU en las de tipo eléctrico.
  • Embrague: bomba y bombín.
  • Equipo motor: árbol de levas, balancines y sus empujadores, eje y muelles, bloque, cadena de distribución, camisas, cigüeñal, cojinetes, colectores de admisión y escape, culata, taqués, válvulas, junta de culata y volante de inercia.
  • Ejes: juntas, diferenciales, ejes, transmisiones y sistemas ASR y ESP por debajo de un cierto kilometraje, alrededor de los 80.000.
  • Frenos: bomba, compensador, pinzas, servofreno y unidad ABS.
  • Refrigeración: bomba de agua, embrague ventilador, ventilado radiador motor y calefacción, relés, termostato y válvula de agua caliente.
  • Sistema eléctrico: alternador, regulador, bobinas, interruptores generales (luces, arranque, elevalunas, freno y marcha atrás) motores de asientos, espejos, limpiaparabrisas, capota, faros, elevalunas y ventilador del motor, y sensores de aire de admisión, del climatizador y el de posición del rotación del cigueñal.Como se puede observar, cubren la gran mayoría de las eventualidades que hacen tener de vuelta a un coche vendido. Los clásicos caudalímetros, sondas de posición de cigüeñal, bobinas en motores de gasolina y aire acondicionado.¿Qué se queda fuera?

    Pues como dicta el sentido común, aquello que estuviera manipulado con anterioridad y los elementos de desgaste naturales del coche normalmente, por fricción: pastillas, embrague, discos de freno, llantas, ruedas y elementos de suspensión que por su propia naturaleza, tienen una vida limitada y vinculada al tipo de uso que ha sufrido el automóvil, con un techo situado en general alrededor de los 175.000 km.

    Bueno, esto y los fenómenos que guarden relación con la radiación atómica o la aceleración artificial de sus partículas, como se puede leer no sin cierta gracia, en la letra pequeña de una de las pólizas analizadas.

Con todo, la próxima vez que vendas un coche, sobre todo si no va a poder ser atendido por tu servicio propio o de confianza, ya sabes cuál es la fórmula magistral para dormir tranquilo, profesionalizar tu trabajo y ofrecer un valor realmente añadido a la venta.

Para saber más:

– Neo de Mapfre: varios tipos, desde productos para ampliación de garantías oficiales del fabricante, a coberturas para coches de hasta 10 años y 200.000 Km.

http://www.mapfre.com/seguros/es/profesionales/soluciones/seguros-averia-mecanica.shtml

– Póliza G Plus de Groupama: tramitada en España por Grupo Concentra, entre seis y 24 meses de cobertura. Asistencia en viaje prestada por Asitur.

http://www.concentragrupo.com/

– GAME, Garantía Mecánica: producto muy completo, especialmente adecuado para profesionales. Asistencia en viaje prestada por ADA.

http://www.gmecanica.com/ 

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

1 Comentario

  1. […] Vía (elblogdelvehiculodeocasion) […]

Deja un Comentario





*