Idas y venidas con los peajes y las autovías

Viernes, 4 mayo 2012

La primera semana de mayo será recordada en el sector del automóvil por ser la semana en la que más veces se han repetido los términos ‘autovía’ y ‘peaje’. El último hecho relevante han sido las declaraciones del presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, asegurando que el Gobierno no ha tomado ninguna decisión sobre la posibilidad de implantar peajes en las autovías. En los últimos días, y tras un reportaje publicado en el periódico económico Cinco Días, se concretaba la posibilidad de que se implantaran peajes ‘baratos’ en todas las autovías del Estado que se aplicarían a partir de 2013 a todos los turismos, quedando exento el transporte por carretera. Actualmente en España hay unos 3.282 kilómetros, de los 15.646 que suman las autovías y autopistas, que son de peaje; es decir, el 21%.

Con esta supuesta medida los usuarios pasarían a sufragar de forma directa el coste de mantenimiento de los 8.361 kilómetros de autovías de titularidad del Estado en donde la circulación aún es gratuita. El proyecto generaría unos ingresos de entre 1.800 y 3.000 millones, lo que posibilitaría al Estado tapar una parte del agujero de 4.000 millones de euros de las concesionarias de peaje generado por el descenso del número de usuarios.

Rajoy ha afirmado que “no hemos hablado de ese asunto; eso no va a ningún Consejo de Ministros” y que “el Gobierno no ha tomado ninguna decisión sobre ese asunto“. Pero estos días atrás también trascendía que el plan ya se había tratado en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

Sea como fuere, la idea no es nueva, ya que lleva varios años sobre la mesa de los responsables de Fomento y es algo que ya se hace en otros países de la Unión Europea. El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, se mostró partidario estos días de que las autovías las paguen quienes las utilizan con su vehículo, al igual que en Francia o Alemania, y que no carguen con ese pago los ciudadanos que utilizan el transporte público.

Por otro lado, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguraba que pondrá peajes ‘baratos’ en las autovías dependientes de la administración autonómica, entre ellas la M-45 y la M-501. El motivo que esgrimió es que el mantenimiento de las autovías de la región cuesta 30 millones al año a la Hacienda de la Comunidad. La presidenta argumentaba que no pueden sostener la sanidad, la educación, los servicios sociales y el transporte con los ingresos que tienen ahora. “Hay que aumentar los ingresos y reducir los gastos y eso no es siempre fácil“, ha añadido.

Mapa de autovías y autopistas. Fuente: El País

Además, 2.500 automovilistas catalanes se negaban a pagar peajes en la AP-7 en plena operación retorno del 1 de mayo como protesta contra lo que se ve un agravio comparativo al considerar a Cataluña como la Comunidad con más peajes, mientras en el resto de España hay muchas autovías libres de pago. La plataforma organizadora, Prou Peatges (Basta de peajes), ha anunciado nuevas jornadas de protestas. Los miles de conductores que no pagaron su ticket se enfrentan ahora al riesgo de ser sancionados con multas mínimas de 100 euros, tal y como advirtió el Govern catalán, que aseguró, en cambio, que comprendía las razones de quienes se saltan la barrera.

En medio de todo este debate, la organización de consumidores Facua indicó que la iniciativa de subir los peajes de las autovías “no es necesaria ni razonable” y critica que “no haya transparencia ni datos que justifiquen por qué hace falta aplicar ese incremento“.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*