Tomar la decisión correcta evitaría 3 de cada 4 accidentes

Jueves, 9 agosto 2012

Presentado el estudio "La toma de decisiones en la conducción"

Un estudio de Línea Directa y la Fundación INTRAS de Valencia revela que tres de cada cuatro accidentes con víctimas están provocados por una decisión incorrecta del conductor. Al conducir y tener que enfrentarnos a una situación difícil o peligrosa conlleva tomar y ejecutar una decisión en milésimas de segundo. Por eso, cuando los conductores toman malas decisiones al volante, el número de accidentes con víctimas se multiplica por 3 tal como demuestran las estadísticas, ya que en el 73% de los siniestros el conductor tomó una mala decisión al volante. Este porcentaje se eleva hasta el 81% cuando se trata de accidentes graves o mortales.

El estudio “ La toma de decisiones en la conducción”, que analiza cómo actúan los conductores desde que ven el peligro hasta que ejecutan la acción, analizó 174.000 siniestros ocurridos en los últimos cuatro años con más de 290.000 conductores implicados. La conclusión es que, de todos ellos, 130.000 se podrían haber evitado si el conductor hubiera valorado mejor la situación y los diversos peligros.

El estudio distingue entre tres tipos distintos de conducción: Correcta, desatenta e inadecuada, considerando como “toma de decisiones” todo el proceso desde que percibe el peligro hasta que ejecuta la maniobra que ha juzgado adecuada. Sus responsables señalan cuáles son los cinco errores más comunes: distraerse, adelantar incorrectamente, no mantener la distancia de seguridad, incorporarse mal al tráfico o hacer giros incorrectos. En cuanto a los datos por regiones, Murcia, Galicia y Asturias son las regiones donde más maniobras infractoras se producen en los accidentes, y Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón, donde los conductores se distraen más.

Simulador de conducción usado en el estudio

Otro de los datos destacables es el perfil de conductor que se accidenta por una toma incorrecta de decisiones. Este es el de un hombre de entre 18 y 24 años, o bien mayor de 65. El informe afirma, por tanto, que los hombres son más propensos a distraerse y a tener accidentes que las mujeres. En general, por término medio, cometen más infracciones y sufren más lesiones graves o mortales.

Finalmente, se reserva un espacio específico de análisis acerca de las distracciones ante mensajes SMS o la utilización del móvil. Para este análisis, INTRAS realizó un experimento con 34 jóvenes y un simulador de conducción. En una simulación de un tramo de carretera de 18 kilómetros, el 70% disminuyó “significativamente” su atención al usar el móvil y aplicaciones de mensajería instantánea.

Fotos: Dossier de prensa del estudio

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*