¿Cuáles son las distracciones más comunes al conducir?

Miércoles, 8 mayo 2013

Durante las salidas masivas de coches en las grandes ciudades por puentes o vacaciones conviene prestar la máxima atención al conducir. Es en estas ocasiones cuando se congregan en las salidas y entradas de los destinos turísticos un mayor número de coches que obligan a los conductores prestar especial atención al volante. Por ello, conviene conocer cuáles son las distracciones más comunes al conducir.

La Dirección General de Tráfico señala que las principales distracciones de los conductores son:

El GPS puede suponer un riesgo para nuestra conducción. Pese a que estos aparatos digitales emiten las órdenes de dirección mediante voz, son muchos los conductores que configuran o cambian la ruta mientras el coche está en marcha. La mejor medida, configurar los navegadores antes de arrancar y mantener las dos manos en el volante.

El teléfono móvil, sea para escribir mensajes o emitir/recibir llamadas se convierte en la mayor distracción al conducir. Diferentes son los motivos que llevan a esta afirmación y es que la necesidad de utilizar el aparato con una mano y la atención en la llamada/mensaje reducirán tu concentración en la carretera. Evita el teléfono cuando estás al volante.

La vista debe permanecer siempre en la carretera y las dos manos en el volante. Puedes mantener conversaciones con el copiloto, pero recuerda siempre los dos consejos citados previamente. Gesticular con las manos y mirar al copiloto suponen riesgos importantes que conviene evitar.

Comer y beber, maquillarse o leer mientras se conduce son distracciones al conducir más comunes de los que pensamos. El uso de las manos para comer o beber reducen nuestra rapidez para reaccionar en caso de que fuera necesario, igualmente si nos maquillamos. Además, leer mientras se está parado en un semáforo puede ser un peligro para nuestra seguridad.

Evita buscar objetos en la guantera mientras conduces, la mirada debe estar puesta en la carretera. Si viajas acompañado, que sea el copiloto el encargado de realizar esta búsqueda. En caso de viajar solo, hazlo cuando el coche esté parado. Fumar es una de las distracciones más comunes al conducir y reúne una serie de aspectos importantes para perjudicar nuestra conducción. El usar las manos para encenderlo, tirar la ceniza y requerir de nuestra mirada hacen que nos distraigamos mientras conducimos.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*