Cuando la oferta está fuera de España (parte 2)

Lunes, 20 enero 2014

En este segundo post sobre la importación de vehículos continuamos explicando

Trámites a seguir

  • Cambio de titularidad: Comprador y vendedor y los papeles señalados más arriba, acuden a una delegación de tráfico para cambiar la titularidad del coche:
    • En Alemania el trámite se realiza en las oficinas locales de tráficocon el coche (KBA, que abren por la mañana y son fácilmente localizables aquí). A continuación, se colocan las placas provisionales con las que se puede circular hasta un máximo de 90 días y que además, tienen asociado un seguro a terceros y asistencia. Todo por 225 euros.
    • Bélgica, exige el paso telemático por su registro DIV (aquí) por lo que es sencillo obtener una placa provisional en alguna de sus oficinas (aquí)
    • Italia, parecido al trámite en España, NO exige llevar el vehículo pero sí armarse de valor. Todo empieza por cubrir el impreso 2119 de Trámites Generales (aquí) y presentarlo en una oficina del registro público de automóviles (PRA, aquí) más cercana. El consuelo: tasas muy bajas.

Trámites en España

  • Pasar la ITV. Si se tiene el Certificado de Conformidad, ahorrarás tiempo y dinero porque confeccionar una Ficha Reducida cuesta un buen rato apartado en una calle donde un técnico verifica las emisiones del coche, y unos 100€ en tasas. Lleva contigo el contrato de compra o la factura, tu DNI y el “Fahrzeughbrief” o carta gris que fuera de España es como el cartón de la ITV. Es un trámite rápido.
  • Matricular. Para vestirlo de español, hay que pagar en hacienda, en tu ayuntamiento y en tráfico:
  • Agencia Tributaria: De vuelta a casa, conviene pagar en la web Impuesto sobre Determinados Medios de Transporte. Se puede autoliquidar aquí y su importe viene determinado por la relación entre cilindrada, emisiones y tipo de combustible. Ronda entre el siete y el 12% del valor en tablas que la Administración tiene recogido para el coche.
  • Ayuntamiento: Pagar el numerito o Impuesto de Circulación, cuyo importe dependerá del criterio aplicado en tu ciudad.
  • DGT: Con estos dos tributos satisfechos, y los papeles emitidos por la ITV y la documentación original del vehículo, toca pagar los últimos 70€ en concepto de tasas de matriculación. Inmediatamente después, podrás comprar unas placas en cualquier tienda de recambios con el número que te hayan asignado y ¡Voilá! Tu coche será 100% español.

Como ves, la leyenda de que los trámites son inasequibles para un particular, queda desmontada a poco que te imprimas esta pequeña guía de operaciones. Entre el IVA más favorable fuera de España, los mejores precios en origen fruto de una oferta mucho mayor y el hecho de que según la directiva europea 1999/44/CE, el vendedor profesional tiene que cubrirte con un año de garantía (bien en la red de su marca, bien a través de una póliza de garantía mecánica como las que te explicamos aquí), salir a buscar fuera puede suponerte un buen ahorro.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*