Comprobar el estado de las ruedas para saber cuándo cambiar mis neumáticos

Lunes, 29 abril 2013

Es muy importante para nuestra seguridad al volante comprobar el estado de los neumáticos de nuestro coche. Así será mucho más fácil saber cuándo tendremos que cambiar las ruedas del coche. Además revisar los neumáticos de forma regular nos ayudará a alargar la vida de estos, suponiendo, por tanto, un importante ahorro para nuestro bolsillo. Comprobar la presión de las ruedas, el estado de la banda de rodadura y los flancos o cualquier signo irregular que puedan presentar nos ayudará a saber cuando tendremos que cambiar las ruedas a nuestro coche. En caso de dudas o de no saber cuál sería el estado ideal para los neumáticos del coche lo mejor es dejar examinar las ruedas a un especialisata. Pese a ello, te contamos cinco motivos que despejarán tus dudas.

Un pinchazo en tu rueda te obliga a actuar rápido. Actualmente los neumáticos son mucho más robustos y aguantan casi todo, pero no se salvan de la posibilidad de pinchar. Por lo que habrá que cambiar rápidamente la rueda. Conviene que un mecánico compruebe posteriormente su estado para evitar posibles daños que a se escapan a nuestro ojo. Cuando vayas a montar la rueda de repuesto, recuerda tomar las medidas de seguridad necesarias. Es decir, una vez que estés en la cuneta recuerda poner las luces de emergencia, ponerte el chaleco, comprobar la estabilidad del gato y ajustar las tuercas de la rueda. No olvides inflar correctamente la rueda de repuesto en la gasolinera más cercana.

El desgaste de los neumáticos viene analizado gracias al testigo de desgaste que incluyen hoy en día los neumáticos. La medida legal es de 1,6 mm, una figura colocada normalmente en el fondo de los surcos o de las esculturas nos detalla el nivel de desgaste del neumático para saber cuándo tenemos que cambiarlo. Es importante conocerlo, ya que tendremos que adaptar nuestra conducción al estado de éstos. No solo su desgaste, sino también la vida útil de nuestros neumáticos, esta no se puede predecir, ya que depende de muchos factores como la temperatura, conducción, peso, etc. Conviene comprobar habitualmente el estado de nuestras ruedas ya que a más desgaste en nuestros neumáticos, más desgaste supondrá para nuestras ruedas.

Hay algunas ocasiones que nos llevan directamente a cambiar los neumáticos del coche, y es que los daños que pueden sufrir las ruedas del coche pueden ser vitales para su duración. Cuando los neumáticos chocan contra un objeto duro en la carretera pueden sufrir importantes daños. Puede ser con un bordillo, bache o algo puntiagudo. Este tipo de impactos pueden provocar deformaciones o incluso performaciones, por lo que conviene revisar poco después de haber sufrido el impacto.

Usa siempre los neumáticos adecuados para tu vehículo, de este modo conseguirás los mejores resultados. Para ello recuerda que sea el mismo tipo de neumático en las cuatro ruedas. Si decides mezclar neumáticos radiales y no radiales, recuerda que los primeros vayan siempre en las ruedas traseras y los diagonales en el eje delantero.

Foto: Cfrausto en Flickr

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*