Así se camuflan algunos fallos de un vehículo de ocasión

Jueves, 16 junio 2011

aceite_cocheNuestro blog se ha hecho eco de una serie de “chapuzas” que hacen algunos vendedores de coches usados para maquillar un vehículo de ocasión antes de ponerlo a la venta. Según los expertos, hay que desconfiar de aquellos coches de segunda mano cuyo valor está muy por debajo del de mercado, ya que por lo general ocultan algo.

Los “trucos sucios”, empleados por los que hoy en día camuflan estos coches, son más habituales de localizar en coches usados con más de seis años y con precios inferiores a 6.000 euros. Además, este tipo de coches suelen ofrecerlos a particulares que, en su tiempo libre, compran y venden automóviles usados, los arreglan de la manera más barata posible y los anuncian a través de Internet sin ofrecer garantía alguna y con el fin de obtener un beneficio rápido. A continuación os contamos cuáles son los algunos de los trucos más empleados para ocultar averías y cómo descubrirlos.

Pimentón o aditivos para tapar fugas

Se introducen por el depósito del líquido refrigerante para tapar las fugas del radiador. Lo habitual hoy en día es usar productos químicos que taponan la fuga. Pero cuidado! Al final, éstas terminan por reproducirse, además, los “tapafugas” pueden obstruir la circulación del líquido refrigerante por el sistema.

¿Cómo descubrirlo?

Es muy complicado, pero la única forma de hacerlo es inspeccionando los bajos del coche y comprobar si existen rastros de fuga (dejan marcas de agua).

¿Qué puede pasarle?

Los tapafugas pueden ser una solución a corto plazo, pero si no se repara completamente el radiador (desde 100 euros) o directamente no lo sustituye (unos 500 euros) y, si no se detiene de inmediato,el motor se quemará y puede suponerle una factura de 2.500 euros.

Aditivos…o serrín en el cambio

En las cajas de cambio que, debido al desgaste producen ruido o no engranan bien las marchas, se añaden aditivos específicos antifricción al aceite del cambio para suavizar el ruido y el manejo. Hace aproximadamente 15 años, sólo en casos muy puntuales, según indica algún mecánico, se conseguía el mismo efecto añadiendo serrín a la valvulina.

¿Cómo descubrirlo?

No podrá distinguir el aditivo ni aunque compruebe el estado del aceite. Para ello tendrá que vaciar el depósito que se encuentra en los bajos del coche y teóricamente no hace falta sustituirlo nunca. El aceite del cambio también se conoce como valvulina. Si añade serrín, sólo podrá sospechar si éste es muy denso, ya que se tritura al pasar por los engranajes del cambio y se mezcla con el aceite.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

3 Comentarios

  1. Srvtn   |  Viernes, 17 junio 2011

    Osti… está bien saberlo.

  2. Iván   |  Jueves, 25 abril 2013

    Hombre!!, que el aceite del cambio no se sustituye nunca….., será si no quieres!

  3. jacobuk0   |  Jueves, 25 abril 2013

    Esta bien saber estos trucos para destapar a los piratas que te la quieren colar al comprar un coche de segunda mano. El otro dia un primo mio se compro un coche en la pagina web Betcars.com y genial. Los coches ya están revisados por un profesional y te evitas tener que mirar estas cosas que sino sabes es imposible detectarlas.

Deja un Comentario





*