Los móviles, la nueva revolución del vehículo de ocasión

Lunes, 7 noviembre 2011

Por Gerardo Cabañas
Director General y Consejero delegado de AutoScout24 España.

Desde los años noventa, y especialmente durante la primera década de este siglo, la generalización de Internet en los hogares y la paulatina introducción de conexiones más veloces permitieron que el comercio electrónico se extendiera a un gran número sectores profesionales.

Una de estas áreas fue, como todos sabemos, la del mercado del vehículo de ocasión, que vivió así una auténtica transformación: ya no era necesario visitar los concesionarios uno por uno, ni tener que recurrir a publicaciones en papel o preguntar a nuestros amigos. Tan sólo había que acceder desde nuestro ordenador a un portal especializado, introducir nuestras preferencias y ¡voilà! ya teníamos delante de nosotros una amplia oferta entre la que elegir.

El paso de los años ha demostrado que este canal de venta vino para quedarse: la inmediatez de la búsqueda, la amplia oferta disponible y la facilidad de acceso son factores determinantes a la hora de atraer el comprador. Ahora bien, ¿se trata de un modelo estático o aún continúa evolucionando?

La respuesta es bastante clara. Tan sólo es necesario echar un vistazo al desarrollo que están teniendo los llamados smartphones para darse cuenta de que algo está cambiando en cuanto a los hábitos de acceso a Internet. Según un reciente informe del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), al cierre del pasado año ya había 13 millones de teléfonos inteligentes en nuestro país, lo que supone casi una tercera parte del total de móviles en el mercado.

Como no podía ser de otra manera, las plataformas de vehículos en la red se adaptaron rápidamente a este cambio, poniendo a disposición de sus usuarios aplicaciones específicas con las que aprovechar todas las ventajas que ya ofrecían sus servicios. A ello suman además el plus ade poder acceder en cualquier momento y lugar, así como recibir las alertas de nuevos anuncios en el mismo minuto en que se cuelguen.

Pero este ‘boom’ de los teléfono inteligentes no sólo beneficia a los compradores, sino que también supone un impulso para los propios concesionarios y compraventas: no sólo consiguen una mayor visibilidad de su oferta, sino que aumentan su notoriedad en la red y multiplican las oportunidades de venta con un coste de inversión cero. Por otra parte, se facilita en gran medida el proceso de intermediación, ya que el comprador puede contactar por teléfono desde la misma pantalla con el vendedor del vehículo.

Un acicate para el VO

Las cifras hablan por sí solas; hoy por hoy, el acceso desde los dispositivos móviles -incluyendo las llamadas tabletas– ronda el 12% de las visitas en algunos los portales de vehículos de ocasión, un porcentaje que continúa ganando cuota a un ritmo cercano al 1% mensual.

Para hacernos una idea de la magnitud de este fenómeno, esto significa que a lo largo del año se comercializarán cerca de 75.000 coches de ocasión cuya venta haya sido gestionada a través del móvil. Se trata, por tanto, de un verdadero motor capaz de dinamizar aún más el mercado de usados, cuyo volumen continúa creciendo a pesar de la crisis -aunque en parte también gracias a ella-.

En cualquier caso, lo que parece claro es que los avances tecnológicos no tienen por qué ser una amenaza para el sector, sino justamente lo contrario. Tan sólo hace falta estar abiertos al cambio y saber aprovechar las oportunidades que se nos presenten.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*