Uno de los peores años de la historia en ventas de coches nuevos

Martes, 4 enero 2011

CAÍDA DE VENTA DE COCHESLas matriculaciones de coches nuevos se situaron el pasado año por debajo del millón de unidades y por lo tanto se alejaron de la cifra de 1,2 millones necesarios para garantizar la estabilidad del mercado del automóvil, según declaraciones hechas por Juan Antonio Sánchez torres, presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM).

Los concesionarios vieron como en 2010 las ayudas contempladas en el Plan 2000E (Plan Prever) concedidas por el Ministerio de Industria finalizaban y las casi 4.500 operaciones de venta de coches nuevos no pudieron realizarse debido al bloqueo del sistema informático que gestionaba este tipo de ayudas.

Además, según el presidente de Ganvam, la subida  del IVA y el fin del Plan 2000E hicieron que los precios de los coches nuevos subieran hasta 2.500 euros en algunos casos, lo que sin duda generó el desplome de las ventas entre los particulares y obligó al sector a llevar a cabo descuentos nunca antes vistos. En este sentido, en cuanto a los descuentos, los más beneficiados han sido los compradores que han podido obtener estas atractivas rebajas que vienen ofreciendo los diferentes puntos de venta de vehículos nuevos.

Asimismo, los particulares que se han decidido a comprar un coche nuevo han obtenido más garantías y planes genéricos de ayudas o desguace que les ha permitido adquirir un coche en mejores condiciones que hace dos años. Hoy comprar un coche nuevo tiene un coste por debajo del precio medio de hace dos años lo que supone un esfuerzo económico de un 5% menos que hace cinco años.

En opinión del presidente de Ganvam es necesaria una pronta recuperación ya que la cuesta de enero será muy larga y dura para el sector. Alrededor del 84% de las redes distribuidoras de coches no cuentan con la estructura financiera para poder hacer frente a nuevos descensos de las ventas como las que se produjeron en la última mitad del año. Desde el inicio de la crisis, más de 30.000 personas han perdido su empleo en las redes de distribución y más de un millar de pymes han tenido que echar el cierre.

Todo apunta a que en 2011 se volverán a producir caídas en las ventas y se estima que el año cerrará con 900.000 unidades vendidas, lo que significa volver a los mismos niveles de la década de los 90.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*