Turistas sobre ruedas

Lunes, 1 agosto 2011

En estos días veraniegos, en los que nuestras ciudades se llenan de visitantes, existen muchas formas de conocerlas en detalle. El propio visitante puede ser el conductor: imaginemos por un instante un turista que acaba de llegar a la capital de España y quiere ver los monumentos y orientarse un poco, pero decide no elegir como alternativa de transporte el autobús turístico. ¿Qué opciones tiene? pues muchas. En los últimos años se han disparado los formatos de desplazarse de manera divertida que también pueden servir además de a los turistas, a los madrileños para que conozcan su propia urbe.

Por ejemplo, hace 11 años que el suizo Kaspar Winteler enseña la ciudad desde el sillín de su bici. Gracias a su empresa de turismo en bicicleta, Bravobike, cerca de 2.500 personas al año hacen de esta forma sus visitas al centro o a la Casa de Campo, sus dos opciones más populares.

turismo_sobre_ruedasTambién está el futurista “Segway”, una plataforma con manillar y dos ruedas que, gracias a giroscopios y motores eléctricos, permite al conductor ir en todas direcciones y alcanzar una velocidad máxima de 15kms/hora. La empresa Urbanmovil lleva cinco años organizando visitas turísticas con el coche más vanguardista. Algunos usuarios del Segway aseguran que los primeros minutos encima de este vehículo requieren mucha concentración. La máquina es muy sensible y a cada movimiento del cuerpo gira, adelanta o para.

Un coche que te habla. Esa es la alternativa que ofrece a los visitantes de la capital el GoCar, quizás el coche más amarillo que exista en las calles de Madrid y que incorpora un GPS que le permite reconocer dónde se encuentra e informar a los ocupantes sobre lo que están viendo en cada momento. Tiene más de 600 puntos de interés grabados y al principio la sensación de montar en el GoCar es algo extraña ya que es pequeño, bajo y los pasajeros se sienten un poco vulnerables ante el denso tráfico de Madrid. Pero la visibilidad, de 360 grados, y la gran estabilidad del cochecito convierten las carreteras en un divertido paseo.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*