Más de un millón de vehículos no pasan la ITV

Martes, 27 marzo 2012

Estación ITV

Estos días varios medios de comunicación se han hecho eco de las estimaciones realizadas por la Asociación Española de Entidades Colaboradoras en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV). Según dichas estimaciones, entre un millón y un millón y medio de vehículos circulan por las carreteras españolas sin haber pasado la ITV por unos u otros motivos, con el consiguiente peligro para la seguridad de todos los que transitan por la vía pública.

Del total de esta cifra, que procede de la base de datos de Tráfico, la mayoría son vehículos de particulares -turismos, furgonetas, motos…- y hay que tener en cuenta que muchos de los coches que aparecen en ella en realidad no están circulando, ya que sencillamente no tienen tramitada su baja del parque automovilístico.

AECA-ITV señala como causa principal de estos datos los problemas económicos de muchos conductores, aunque para ellos el problema sólo se ha agudizado sin ser “endémico”. Más aún cuando el coste de reparación de ciertas deficiencias es mayor que la sanción económica por no haber pasado la ITV. Así, según la Asociación, un problema de catalizador, de desgaste de neumáticos, de frenos o de amortiguadores puede costar fácilmente 300 ó 400 euros mientras que la multa por no pasar la ITV, aunque varía, suele rondar los 150 euros. Además, estiman que se detienen pocos vehículos en la carretera para denunciar problemas técnicos o para comprobar si la ITV está en orden. Es por esto que ante la baja probabilidad de ser pillado, muchos conductores optan por arriesgarse y no pasar la ITV.

Como siempre, hay diferentes opiniones sobre la utilidad o no de la ITV. Lo que sí que consideramos que está claro es el peligro que puede suponer, para uno mismo y para los demás, la conducción de un vehículo que no está en óptimas condiciones, especialmente si son cuestiones relacionadas con los frenos, amortiguadores o neumáticos que son fundamentales en la adherencia, comportamiento y estabilidad.

Además, es de justicia pensar que probablemente los seguros de coches no estarían dispuestos a cubrir el vehículo en caso de accidente por no haber pasado la ITV.

Pero tampoco es menos cierto que pasar la ITV según qué Comunidad Autónoma, y en el caso de turismos diesel, puede variar hasta un 150% en su precio. Según el último informe elaborado por FACUA, el de 2011, las más caras son la Comunidad Valenciana y Castilla y León, con unas tarifas medias de 61,66 y 54,34 euros. Las más baratas son Extremadura y Asturias con 25,42 y 26,40 euros respectivamente. A estas tarifas habría que sumarles la tasa de tráfico, fijada por el Ministerio del Interior, que actualmente es de 3,60 euros.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*