MAPFRE y Citröen sacarán polizas de seguro para coches sostenibles

Viernes, 19 agosto 2011

La marca Citroën y la aseguradora MAPFRE han llegado a un acuerdo para hacer una póliza de seguro especial para coches de bajas emisiones, ya sean de motor convencional, híbridos o eléctricos. El objetivo de esta póliza es bonificar una conducción eficiente, y por lo tanto, ecológica, económica y más segura.

Existen teorías que dicen que la conducción eficiente es más insegura que la normal. Nada más lejos de la realidad. Como todo tipo de conducción, se puede hacer bien o se puede hacer mal.

La conducción eficiente se basa en la anticipación como uno de sus pilares fundamentales. Esa anticipación se consigue mediante una vigilancia constante del tráfico que nos rodea, el terreno, las condiciones de la vía y el clima, etc. Además, un conductor eficiente estará muy pendiente del correcto mantenimiento del coche.

Como este tipo de conducción es bastante más seguro para el resto de los conductores, lo lógico es que existan bonificaciones si hay menos riesgo. ¿Y cómo se mide eso entonces? Mediante un dispositivo GPS que analiza la forma de conducción que tenemos para conocer de primera mano cómo lo hacemos. Es como la póliza YCAR.

El dispositivo analizaría la velocidad a la que hacemos nuestros recorridos, cuántos  y un cálculo para obtener las emisiones de dióxido de carbono (directamente proporcionales al consumo).No han especificado cuánto puede bajar la cuota pero puede ser algo a tener muy en cuenta.

Con la conducción eficiente el coche es menos propenso a averías, el mantenimiento es más económico tanto en los repostajes como en lo demás. Pongo otro ejemplo, un conductor eficiente sabe que los frenos se pueden usar mucho menos sin alterar la seguridad del tráfico (esto último lo quiero recalcar).

Un coche pensado para gastar poco no reduce los consumos sin ayuda, es muy importante la actuación del conductor, que puede aprovechar esas ventajas o anularlas en su totalidad. Cierto es que los híbridos lo hacen casi todo solos, pero aún así siguen dependiendo de la forma en que se conducen.

La primera variable a tener en cuenta en todo tipo de conducción debe ser la seguridad. A partir de ahí, podemos tener en consideración el resto, como el ahorro de combustible o el placer de conduccir. Si se hace como se debe hacer, la conducción eficiente es siempre sinónimo de seguridad en el tráfico.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*