Los fabricantes de coches y los concesionarios, en pie de guerra

Jueves, 24 febrero 2011

peleaDebido a la nueva normativa que obligará a los fabricantes de vehículos a afrontar nuevas y elevadas provisiones por indemnizaciones y devolución de stock de coches por miles de millones de euros, se ha producido entre Anfac y Faconauto un cruce de acusaciones mutuas.

Por un lado, Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camionesasevera que Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción) no tiene razón cuando afirma que los precios de los coches pueden bajar entre 400 y 500 euros. Los fabricantes aseguran que con esta nueva norma carece de sentido el actual sistema de distribución, motivo por el cual serían las marcas las que asumirían la comercialización de sus propios coches. Además, previene sobre la posible pérdida de confianza de las casas matrices, lo que implicaría una menor inversión ya que las ventas y las producción caerían en nuestro país.

Anfac, desmiente uno por uno todos los argumentos presentados por Faconauto. Según esta asociación, en la financiación de los stocks en muchos casos es el fabricante el que presta el dinero al concesionario, y además sin intereses.

También afirma que el 80% de las ventas de coches en el mercado español, corresponden a marcas fabricadas en España y desmiente que con esta normativa se ponga punto y final a una situación jurídicamente insegura ya que contamos con un reglamento europeo y en el caso de diferencias en la resolución de contratos, quien toma la decisión final es el juez.

La organización que representa a los fabricantes señala asimismo que los fabricantes asumen riesgos y costes relacionados con la homologación de productos, producción, publicidad, marketing, entre otros.

Para concluir, Anfac señala que los concesionarios no tendrían clientela si la misma no buscara una marca y que el actual marco legal no es el responsable de la pérdida de 35.000 empleos en la distribución, sino que lo es la actual situación económica que estamos atravesando. Al mismo tiempo rechaza que esta nueva norma proteja 150.000 empleos, entre otras razones, por el carácter temporal de la misma.

¿Qué opináis vosotros? ¿estamos ante una guerra abierta entre ambas asociaciones? ¿Bajarán los precios de los coches? El debate está servido…

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*