Los concesionarios abrumados por la crisis

Martes, 28 febrero 2012

Estos días se han conocido más datos sobre los concesionarios en España. Parece que, desde que se inició la crisis y hasta finales del año pasado, han prescindido de 50.000 empleados. Además, se prevé la pérdida de medio millar de pymes del sector de la distribución en 2012, lo que supondría la destrucción de otros 3.000 puestos de trabajo. Hechos que a toda persona vinculada al mundo del motor o de los vehículos de ocasión, no pueden dejarle indiferente.

Durante el XX Congreso Nacional de la Distribución de la Automoción celebrado la semana pasada, el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Antonio Romero-Haupold, ha subrayado que en la actualidad 1.500 concesionarios tienen cancelados sus contratos por las marcas. Las pymes ven así comprometida su continuidad quedándose en el aire la recuperación de las inversiones realizadas en los últimos años.

Romero-Haupold ha solicitado al Gobierno que cumpla los compromisos y tramite de forma urgente la Ley de Contratos de Distribución Comercial que regule las relaciones existentes entre los concesionarios de automoción y los fabricantes. “Hace dos años, cuando se establecieron ayudas al mercado, se lograron subidas del 40%, por lo que esperamos que el Gobierno tome medidas cuanto antes“, ha subrayado el presidente de Faconauto.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Juan Antonio Sánchez-Torres, ha recordado que la financiación es imprescindible para dinamizar la demanda del sector. Del mismo modo, ha hecho hincapié en que las ayudas que solicita el sector son más bien “inversiones”, puesto que tienen un retorno positivo si van acompañadas de estímulos que reactiven la demanda.

El 80% de los demandantes de turismos requiere financiación, un porcentaje que en el caso de los demandantes de vehículos industriales roza el 100%“, ha destacado el presidente de Ganvam. Por si ello fuera poco, todo apunta a que este año las matriculaciones se situarán por debajo de las 800.000 unidades, un 50% más bajas que los niveles previos a la crisis.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*