Los coches muy usados ya no son tan baratos

Miércoles, 28 marzo 2012

Parece ser que el buen estado del sector de coches de ocasión, y especialmente de los coches ultra baratos, ha causado un efecto rebote en los precios. Ahora, resulta difícil encontrar un usado por menos de 600 euros, y la tarea se vuelve prácticamente imposible en caso de que el presupuesto sólo llegue a los 300 euros. Así se desprende de un estudio presentado por la plataforma de vehículos en la red AutoScout24, en donde se refleja que la oferta de estos vehículos cayó casi un 41% en 2011.

Con la crisis empezaron a cobrar importancia los denominados coches ‘mileuristas’, vehículos cuyo bajo precio los convertía en una alternativa asequible. Su creciente demanda en los últimos meses ha generado, además de un envejecimiento en el parque móvil, una inesperada inflación en sus precios. Este crecimiento ha permitido, según refleja el estudio, la aparición de los denominados ‘mileuristas premium‘, coches más cotizados a pesar de su precario estado.

En el informe se afirma que los viejos utilitarios despiertan interés entre los compradores que buscan acceder a un vehículo barato sin necesidad de usar ningún tipo de financiación. Pero esta manera de actuar puede dejar fuera aspectos importantes que tienen que estar presentes en la toma de decisión a la hora de adquirir un coche: nos referimos al estado general del coche y sus componentes que tienen un reflejo directo en la seguridad, la eficiencia y coste real de la compra y la comodidad.

Por su parte, el perfil del vendedor que desprende el estudio está vinculado al de un particular que quiere conseguir dinero de forma rápida por su vehículo, aunque no sean cantidades elevadas, aprovechando que hoy por hoy no hay ningún plan de achatarramiento al que acogerse. Además, con lo cotizados que están los usados de menos de mil euros, se asegura no tener que regatear para encontrar comprador.

El dato que confirma el paso a ‘mileuristas premium‘ es que, frente al crecimiento de un 56% en la oferta de estos vehículos durante el 2009, la compraventa de coches entre 1.200 y 1.500 euros aumentó sólo un 6,6% en 2011. Algo parecido nos aportan las cifras de los usados de entre 600 y 900 euros, que pasaron de crecer por encima del 50% hace dos años a sólo un 7,7% al cierre del pasado ejercicio.

Lo que finalmente destaca este informe es que el encarecimiento de estos coches no implica necesariamente que se encuentren en mejores condiciones. Resulta que, en ocasiones, es todo lo contrario. Con todo, la antigüedad de los vehículos de ocasión continúa disparada (+27,5%, superando ya los siete años de media), al igual que ocurre con su kilometraje (+24,5%, hasta los 95.870 kilómetros).

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*