Las ventas de coches en niveles de 1993 y sin previsiones de mejorar

Martes, 10 enero 2012

Entre nuestros deseos para este 2012 que comienza está el que seguro que tienen la mayoría de los ciudadanos: ir saliendo poco a poco de la crisis. Y en esas está el mercado automovilístico español, aunque de momento los datos no son positivos. Así, este 2011 ha sido uno de los peores ejercicios de la historia, con un volumen de ventas que suponen un retroceso de un 18% respecto al año anterior, alcanzando la cifra de unas 807.000 unidades vendidas.

marcas alemanas triunfan en coches de ocasiónEste nivel de ventas arrastra al sector a niveles de 1993, cuando se comercializaron en España 792.500 automóviles. Esto supone que, desde el comienzo de la crisis, el mercado español se ha reducido a la mitad, con la pérdida de 800.000 matriculaciones.

Los únicos datos positivos de este periodo son los que nos ha dejado el último agosto, que con un crecimiento del 5,9% se interrumpió la tendencia de continuas caídas, y las compras por parte de empresas que han tenido un buen comportamiento a lo largo del último año con respecto al resto de canales.

En cuanto a las ventas a particulares, éstas han acumulado 16 meses de caídas en los últimos 17 meses y respecto al mercado de alquiler ha mantenido un tono irregular que le ha caracterizado durante todo el año. Esperemos que este 2012 nos deje números más esperanzadores pero, de momento, las previsiones no son muy halagüeñas.

La Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam) prevé que será igual o peor que el actual, según se recoge en el Observatorio que elabora la organización. Esta encuesta, realizada entre los representantes de empresas importadoras, pone de manifiesto que la situación de los concesionarios “es cada vez más complicada”, ya que no presenta signos de mejora y más aún en los casos de los negocios centrados en las ventas de coches nuevos. Además, hay que sumar el descenso del tráfico de clientes por los talleres. Así, el 89% de los encuestados asegura que hay menos órdenes de reparación que en 2010 y el 67% que ha bajado la facturación media de cada reparación. El único que se “salva” es el mercado de vehículos de ocasión y un 22% de las personas asegura que el tráfico de clientes para coches usados se mantiene y el 44% indica que ha aumentado.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*