Las baterías de los coches eléctricos son la causa fundamental de su depreciación

Miércoles, 7 julio 2010

coche eléctricoSi nos sumamos al respeto por el medio ambiente y decidimos comprar un coche eléctrico debemos saber, según los resultados revelados por un estudio de Glass’s, que al cabo de unos pocos años su valor se deprecia de manera considerable.  Por poner un ejemplo: si compramos un coche por un importe de 30.000 euros, al cabo de pocos años podríamos revenderlo por un valor que no sobrepasaría los 2.400 €.

A esta conclusión ha llegado la empresa Glass´s, especialista en el mercado de coches de segunda mano y que pronostica una depreciación muy significativa de los coches eléctricos. El resultado de esta afirmación se hace a partir de la vida útil de las baterías que llevan este tipo de vehículos y que se estima en 8 años. Una de las soluciones que se plantean es que se separen las baterías cuando acaben con su ciclo de utilidad y se sustituyan por otras nuevas bajo la fórmula del leasing, sin un coste elevado.

Nuevos modelos eléctricos estarán a la venta próximamente en nuestro país y es necesario aún convencer a los posibles compradores de la viabilidad y rentabilidad de poseer uno de estos coches. Pero hasta tanto, no podremos saber cómo se comportará el mercado ante esta nueva forma de circular.

Las previsiones de Glass´s apuntan a que los coches eléctricos de ocasión (cuando tengan unos cinco años) se podrán revender al 10% de su valor original, puesto que la batería es el componente más caro del vehículo y reemplazarla se antoja cara. Así, la sustitución de este elemento puede suponer más de  la mitad del precio del coche nuevo, aunque puede que dentro de unos años su valor descienda a la mitad.

Pero no todo son desventajas. Un coche eléctrico sufre un desgaste inferior a uno convencional y pueden incluso durar más de un millón de kilómetros. Por eso aunque las predicciones hechas por esta firma lleguen a ser ciertas, podemos sustituir las baterías de un coche que nuevo nos costó 30.000 y en vez de revenderlo  al cabo de cinco años por 3.000 euros, sustituimos las baterías y puede que por 10.000 volvamos a tener un coche nuevo.

Asimismo, tendríamos que hacerle muchos kilómetros al coche para desgastar en poco tiempo las baterías. Debemos tener en cuenta que estos vehículos están hechos para usarlos en el ámbito urbano y periurbano.

Podemos concluir que aunque esta depreciación es un tanto exagerada, quizás habrá que esperar a 2015 para saber si es así o no.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?


3 Comentarios

  1. Juan A.   |  Viernes, 09 julio 2010

    sobre lo del futuro del los coches eléctricos, está claro en en menos de 10 años inundarán nuestras ciudades, pero el mayor problema que veo son los puntos de recarga y su utilización en la vía pública, que creo que serán el objetivo principal de los vándalos.
    Supongo que este tema de las baterías lo resolverán pronto.

  2. Pablo M. Ballesteros   |  Miércoles, 14 julio 2010

    Juan, no creo que el problema sea de los vándalos. Sin ánimo de incitar la violencia, los parquímetros también están o estaban entre los objetivos de este tipo de comportamientos, pero al final han sido respetados.
    El principal problema de los eléctricos es el tiempo de recarga y la autonomía que ofrecen, sin embargo al final serán aceptados cuando cambie la mentalidad y baje el precio.
    Es cierto lo que dice en el antepenúltimo párrafo, el mantenimiento de un eléctrico es mucho menor y el mecanismo, más simple.
    Enhorabuena por el blog

  3. M. Gómez   |  Viernes, 16 julio 2010

    de acuerdo con Pablo M. Ballesteros. En poco tiempo las ventas de coches híbridos o eléctricos despegará. Creo que es sólo cuestión de tiempo.

Deja un Comentario





*