Fiat Freemont, todos los coches que queremos en uno

Miércoles, 27 julio 2011

El Fiat Freemont es el sueño de todo conductor: un coche que sirva para todo y que con su flexibilidad nos permita cualquier uso. Por este motivo, el segmento de los todocamino (SUV) es el que mayor crecimiento experimenta actualmente. El mercado estadounidense fue el pionero en este tipo de coches, que poco a poco han ido adquiriendo un cariz cada vez más familiar.

fotografía: Fiat.es

Así, el Grupo italiano Fiat, aprovechando las sinergias generadas con la adquisición de la marca Chrysler-Dodge, tiene ante sí una gran variedad de plataformas en nichos de mercado que no había explorado nunca. Tiene como base al modelo Journey para interpretar a su manera y con su propia tecnología el nuevo vehículo que nos ocupa y que marca un hito en la historia de la marca italiana.

El Fiat Freemont es un modelo que no se puede clasificar de manera lógica dentro de los segmentos actuales. Es más amplio que la mayoría de los SUV y mucho más barato que los grandes todoterreno. Además, no está hecho para el campo contrario a lo que no puede llevar a pensar su aspecto. Es más, tiene un enfoque claramente rutero y familiar. Sus casi 4,90 metros lo convierten en un vehículo capaz de incluir una tercera fila de asientos que de verdad permiten sentarse y no para hacer desplazamientos cortos. Las filas están dispuestas en pendiente ascendente hacia atrás, de manera que los pasajeros del fondo tengan una visibilidad aceptable hacia adelante. Por su parte, tiene un  con unas dimensiones más que generosas en todas las configuraciones. Con los siete asientos desplegados, tiene un volumen de 145 litros, con cinco asientos es de 540 litros y tan solo con los dos delanteros pasa a 1461 litros de capacidad. Además, con un simple movimiento, podemos plegar todos los asientos, incluidos los delanteros, dejando una base plana. Estos incluyen para los niños elevadores integrados en la banqueta, lo que nos evita comprarlos por separado.

Las puertas traseras se abren 90 grados, algo fácil de conseguir técnicamente y que nadie había inventado hasta ahora, lo que agradecen especialmente los padres de niños pequeños, que lo tendrán más fácil a la hora de meterlos y sacarlos del coche. En cuanto al diseño interior, este responde a la tradicional alta calidad de Fiat en lo visual y en los ajustes, haciendo la vida a bordo mucho más agradable. La pantalla del ordenador es de serie en todas las versiones, así como los 7 asientos, 7 airbags, reposacabezas activos, climatizador trizona, ESP, ayuda de arranque en pendiente, mandos en el volante, ordenador, llantas de 17, antinieblas, elevador de asientos para niños, mando sin llave, entrada USB y iPod, arranque por botón y todo lo demás que ya se considera de serie en un coche actual.

En España su comercialización se inicia con dos motores diesel de 140 y 170 CV y  los 2.0 Multijet II. El consumo medio homologado es de 6,4 l/100: por el momento se comercializarán versiones de tracción delantera, aunque se espera que para principios de 2012 haya un 4 X 4 con una motorización y equipamiento superior.

En cuanto al precio y coincidiendo con la campaña de lanzamiento, el Fiat Freemont se podrá adquirir desde 24.450 euros con el motor de 140 CV y 26.900 la motorización de 170 CV.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*