Europa quiere facilitar la importación de coches usados

Lunes, 30 abril 2012

Bruselas ha pedido estos días simplificar los trámites para matricular un coche adquirido en otro país de la Unión Europea (UE). Así, la Comisión Europea (CE) quiere allanar el terreno para la compra de coches de ocasión por parte de conductores dentro de los países miembros. Lo que hasta ahora resultaba un cúmulo de papeleos, idiomas y controles técnicos, que encarecían la adquisición, se simplificarán en un reglamento que elimine trámites y suprima, salvo en casos excepcionales, la obligación de una inspección técnica en el país de destino. Además, se ha propuesto que estudiantes, trabajadores por tiempo determinado o europeos en vacaciones no tengan que cambiar las placas del vehículo al cruzar una frontera interna de Europa.

El ahorro anual que puede suponer eliminar las barreras con las que se encuentran ciudadanos y empresas para cumplir las normas de matriculación dentro de la UE sería de al menos 1.500 millones de euros, según cálculos presentados en Bruselas. En la actualidad, el procedimiento para realizar la rematriculación de un coche supone unas cinco semanas de tiempo y, además, la importación de coches por parte de particulares tiene un coste medio de 400 euros por vehículo. Así mismo, hasta un cuarto de los procesos iniciados para rematricular vehículos dentro de la UE no se finalizan por el exceso de complicaciones.

De todas formas, de momento, toca esperar ya que la reforma necesita el visto bueno del Consejo de Ministros de la UE y del Parlamento Europeo para entrar en vigor. Entre las nuevas medidas se establece un periodo de 30 días para la validez de las placas de matrícula provisionales. Este tiempo permitiría conducir el vehículo sin problema desde el punto de venta hasta el domicilio del comprador. Además, el traspaso de todos los datos relativos a la identificación y estado del vehículo se harían electrónicamente entre las distintas jefaturas de tráfico, lo que permitirá emitir una nueva matrícula sin necesidad de papeleos, y se eliminaría la obligación de pasar una nueva inspección técnica en el país de importación.

Entre otras novedades, destaca la norma que afecta a las personas que quieran trasladar su residencia a otro país de la UE. En estos casos, si llevan su propio vehículo, pasarán a tener seis meses para realizar los trámites de la nueva matriculación, sin apenas papeleo físico ni controles adicionales.

Esta propuesta se ha apoyado, entre otros, en unos datos que recoge el estudio de impacto realizado por el departamento de Antonio Tajani, comisario europeo de Industria. Entre los mismos, destaca la cifra global de más de 3,5 millones de automóviles que cambian de nacionalidad cada año. El país con mayor número de vehículos usados exportados es Alemania, con casi 1,6 millones de unidades, seguido de Italia, con 432.000 vehículos exportados.

Parece ser que se realizó una evaluación de impacto en pro de redactar una propuesta que fuera más lejos y que permitiera a los conductores matricular su coche una sola vez… Pero, finalmente, ante los posibles problemas que plantearía con aseguradoras y los sistemas de fiscalidad de cada país, se optó por la propuesta presentada al ser más ‘factible’ su aprobación.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?


3 Comentarios

  1. Alberto   |  Lunes, 30 abril 2012

    Ummm yo no sé si creermelo mucho la verdad y si esto nos va a beneficiar

  2. said   |  Martes, 01 mayo 2012

    mi enteresa

  3. said   |  Martes, 01 mayo 2012

    si hola eso bien para nosotros ,,,,que podemos comprar coches osados por menos empuests mi parese fantastiko

Deja un Comentario





*