El vehículo de ocasión mantiene el tipo un año más

Miércoles, 11 enero 2012

2011 se ha cerrado con buenos datos para el sector de los coches de ocasión. El precio medio se situó en 12.687 euros – lo que representa una disminución del 1,1%-, y las ventas se situaron en 1,72 millones de unidades en España -lo que supone un aumento del 3,4%-, siempre en comparación con las cifras del 2010.

sector del automóvil

El ‘Observador europeo de precios‘, elaborado por AutoScout24, apunta que el precio de los coches usados se ha reducido a pesar del aumento de las ventas, debido al tirón de los vehículos con más de diez años, que acaparan actualmente el 44% de las operaciones de automóviles de ocasión. La reducción de los precios en España fue menor que la experimentada en el continente europeo, donde esta cifra se redujo un 2% hasta alcanzar los 13.163 euros. Además, la evolución de estos precios estuvo ligada al clima económico, ya que en los tres primeros trimestres de 2011 se registró un crecimiento ligero pero constante y al final de año la tendencia se invirtió.

Los datos de ventas, según el Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), muestran que la proporción de coches de segunda mano vendidos en comparación con los nuevos se elevó en cuatro décimas, hasta alcanzar un ratio de 2,1 coches de ocasión por cada uno nuevo. Esto supone dos años consecutivos de subidas. Además, al dato del 44% de ventas en coches con más de 10 años, añade que los coches con entre 5 y 10 años representaron el 27% -descenso del 2% respecto a los datos de 2010- y que las operaciones de vehículos con entre 3 y 5 cinco años supusieron el 13% del total en 2011 -una disminución del 2%-. Por último, las entregas de coches de menos de 3 años acapararon el 16% del total, un 3,3% menos.

En cuanto a la potencia media de los automóviles usados comercializados en 2011 alcanzó 140 caballos, lo que se traduce en una progresión del 1,3%. Además, el 66% de las unidades entregadas contaban con motores de gasolina y el 34% restante eran diésel. El 57,7% de las entregas de usados corresponden a operaciones entre particulares, mientras que las entregas de profesionales aumentaron un 2,8% en 2011, gracias a la oferta de coches seminuevos atractivos derivados de las automatriculaciones.

Se puede decir que el sector ha sabido mantener el tipo un año más de crisis, aunque no debe dormirse en los laureles, pues se presenta un 2012 incierto y difícil, y se están viviendo cambios en las tendencias que pueden afectar a ejercicios posteriores.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*