El sector del neumático cae a cuatro meses del nuevo etiquetado

Jueves, 15 marzo 2012

Nos encontramos a menos de cuatro meses para la entrada en vigor del nuevo etiquetado energético de los neumáticos en los turismos, y ese mismo sector lleva reducida su facturación alrededor de un 9% en los últimos años. Además, si nos fijamos en el neumático industrial, los datos son todavía más alarmantes siendo la caída de un 25%, según ha expuesto José María Pérez, responsable del área de gestión económica y financiera de Michelín, en las ‘II Jornadas de Gestión Económica y Análisis Financiero‘.

En este contexto, ha reconocido que el sector del neumático también se ve afectado por la crisis, de ahí que la época actual sea “muy delicada”. Según datos de InforCap, durante 2011 la división de consumo (turismo, 4×4 y furgoneta) cayó el 7,8% en volumen y el 12,4% en valor. El vehículo industrial siguió un patrón similar, aunque con descensos más notables, del 9,5% y 16%. Dicho estudio refleja que los conductores españoles realizaron un cambio de neumáticos cada 42.000 kilómetros de media (+2,4% que en 2010) y el cambio medio de pastillas de freno se realizó cada 56.800 kilómetros (+1,4%). Además, las marcas budget (bajo coste) siguen creciendo y ya suponen el 35% del volumen total de ventas de neumáticos.

Los conductores se han habituado a ajustar al máximo sus gastos comparando precios y asesorándose a través de Internet o incluso comprando en la Red, de hecho las ventas online de componentes ya acaparan el 4 % del volumen total. Además, un estudio de finales de 2011 sobre el mantenimiento de los neumáticos en España, señalaba que el estado de mantenimiento de los mismos es alarmante. Los usuarios parecen no comprender la importancia de estos elementos en una conducción segura y es uno de los primeros “recortes” a la hora de ahorrar.

Con estas premisas, el horizonte de los nuevos neumáticos sostenibles no está nada claro. Y eso que los que existen actualmente en el mercado permiten ahorrar, frente a los tradicionales, hasta 120 euros de carburante por cada 15.000 kilómetros recorridos. En cualquier caso, a partir del próximo 1 de julio, la etiqueta que acompañará a los neumáticos facilitará a los consumidores información sobre tres características principales. Se trata de la resistencia a la rodadura (mostrando el impacto sobre el consumo de combustible y el medioambiente), el agarre sobre mojado (para indicar las prestaciones de seguridad) y el ruido de rodadura exterior (considerado también como factor con impacto medioambiental).

La clasificación que mostrará la etiqueta, con letras desde la ‘A‘ hasta la ‘G‘ para indicar de mayor a menor eficiencia, será muy similar a la que actualmente presentan los electrodomésticos. Con toda probabilidad, esta normativa incidirá de manera directa sobre el coste de los neumáticos, pero marcas como Goodyear ya se han adelantado y tiene establecida una diferencia entre los de graduación ‘A‘ y ‘G‘ en un turismo. Esta puede equivaler a un ahorro de 300 euros durante la vida útil del neumático y de 18 metros en cuanto a diferencia en la distancia de frenado.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*