El Seat 127 nacía hace 40 años

Jueves, 29 noviembre 2012

Hoy recuperamos un clásico de las carreteras de nuestro país. Hace 40 años, allá por 1972, se comercializaba el primer Seat 127 como sustituto del veterano 850 y, a la larga, del Seat 600. Y hace 30 años, se dejaba de producir este modelo del que se comercializaron más de 1.300.000 unidades. Realmente la presentación oficial se hizo en la isla de Lanzarote durante el mes de abril de 1971, a la vez que se presentaba en el Salón del Automóvil de Barcelona, pero no se empezó a comercializar hasta el año siguiente.

Se trataba de un automóvil de gama media-baja con poco más de 3,5 metros, pero que ofrecía un amplio habitáculo al aprovechar al máximo el espacio; en concreto llegaba a ofrecer un 80% de superficie habitable. Un coche clásico que resultaba manejable en ciudad y cómodo en carretera. Además, su tracción delantera, una configuración técnica innovadora en esa época, le proporcionaba una mayor agilidad y seguridad en la conducción, además de unos consumos muy reducidos.

Su carrocería aparentaba cierto aire a coupé deportivo. La versión inicial fue de dos puertas con una tapa de maletero situada bajo la luna trasera. Posteriormente, en la versión de tres puertas, se introdujo un portón que incluía dicha luneta trasera, algo que aumentó la versatilidad de este modelo al hacer más confortable la zona de carga y ampliar su capacidad de transporte ya que también contaba con asientos posteriores abatibles.

Más tarde la gama se completaría con variantes de cuatro y cinco puertas, así como con diferentes tipos de acabados y motorizaciones. Contó con dos series muy diferencias, la primera hasta 1977 y la segunda hasta 1982. La mecánica original era de 903 centímetros cúbicos y 45 CV y llegó a ofrecer motores de 1.010 centímetros cúbicos y 52 CV.

El Seat 127, producido hasta el año 1982, fue el primer modelo fabricado bajo licencia Fiat por Seat, que incorporó la mencionada tracción delantera. Tras 10 años de éxitos, le sustituirá el modelo Seat 127 Fura, del que se vendieron casi 85.000 unidades en cuatro años. Este modelo contó con la versión de 1983 Seat Fura Crono, más deportiva y con motor de 1.438 centímetros cúbicos. Tuvo mucho éxito en diversos rallies españoles, incluyendo la copa que llevó su nombre, la ‘Copa Fura‘. A su vez, el sustituto de este modelo es uno que ha llegado hasta nuestros días y que se ha convertido en modelo insignia de la marca: el Seat Ibiza.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*