El precio de la gasolina sigue subiendo

Lunes, 19 marzo 2012

En los tiempos que corren lo que uno puede ahorrar adquiriendo un vehículo de ocasión, después se lo gasta con las subidas en el precio de los carburantes. En España, cada litro de gasolina 95 cuesta ya 1,451 euros, lo que supone una subida de casi el 7% desde que comenzó el año. En el caso del diesel, la subida ha sido del 4% y el precio actual está en 1,39 euros el litro, según los últimos datos publicados por el Boletín Petrolero de la Unión Europea.

En lo que va de año, el precio del crudo Brent se ha incrementado un 18,4%. Parece que el temor a que los conflictos en Oriente Próximo bloqueen el suministro de petróleo, ha espoleado los precios y provocado que el barril cotice a los 129 dólares actuales frente a los 109 de hace dos meses. Pero en las últimas subidas también ha influido la presión fiscal sobre este producto y la progresiva aplicación del tramo autonómico.

A todo esto hay que sumar que estos días se conocía que el Gobierno pretende aumentar los impuestos a los vehículos diésel. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente trabaja en la revisión de la Ley de Calidad del Aire de 2007, en la que está previsto gravar a los vehículos más contaminantes; no sólo por emitir CO2, sino también dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión. Cuestiones estas que afectan, principalmente, a los diesel.

Con estos datos, parece razonable que los vehículos más eficientes se estén haciendo un hueco en el parque móvil. Los coches híbridos, caracterizados por un consumo mixto muy bajo, ya empiezan a verse con regularidad por carreteras y ciudades. En la actualidad cuentan con una representación del 1,3% del total, según se desprende del Informe del Vehículo de Empresa (CVO), promovido por Arval.

Las matriculaciones de vehículos diesel frenaron su crecimiento en 2011, con una representación del 70,3%, mientras que los de gasolina perdieron el punto porcentual que se adjudicaron, precisamente, los coches híbridos. Esta tendencia es especialmente llamativa en el parque de vehículos de empresa, donde en el último año la presencia de los híbridos creció más de tres puntos porcentuales, al pasar del 0,8% al 3,6% del total, ganando terreno a los coches de gasolina, que cayeron de un 14,4% a un 11,4% al cierre de 2011.

En el caso del eléctrico puro, no se da tal crecimiento y su representación dentro del parque de vehículos corporativos se limita a un testimonial 0,1%, de momento, poca autonomía o limitada oferta de modelos, que generan más “pruebas piloto” en las operaciones que se han registrado hasta la fecha, pero se indice en la apuesta firme por esta tecnología.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*