Decálogo para una conducción eficiente

Martes, 27 diciembre 2011

Para ahorrar combustible y cuidar al máximo el motor de nuestro coche, os proponemos algunas medidas para tener una conducción eficiente. Por ejemplo si circulamos por  una larga cuesta abajo, más o menos pronunciada, siempre que la seguridad y los límites de velocidad lo permitan, el consumo casi cero se consigue siempre con la marcha metida y sin tocar el acelerador. Ahora que la crisis aprieta, la tecnología ayuda, podemos sacarle un mayor rendimiento a nuestro vehículo y obtener un beneficio para nuestros bolsillos. Para conseguirlo, ten en cuenta los siguientes aspectos:

1. Revisa la presión de los neumáticos de forma habitual, una vez al mes como mínimo e incluso cada semana si dejamos el coche parado toda la semana para usarlo el fin de semana. Cuando la presión es inferior a la recomendada el neumático se aplasta más, hay más superficie de contacto, mayor rozamiento y el aumento del consumo de carburante puede aumentar hasta en un 4 por ciento.
2. No debemos llevar en el coche con  más peso del necesario y por tanto conviene revisar el maletero y no atiborrarlo de cosas. Más kilos restan agilidad e incrementan el consumo.
3. Las ventanas abiertas rompen la aerodinámica del coche y representan un potente freno al avance que incrementa el consumo de forma directamente proporcional a la velocidad que llevas. Del mismo modo, es absurdo llevar la baca o el portabicis o unas sencillas barras si no las vas a utilizar. Incrementan el consumo.
4. La 4ª, la 5ª y la 6ª no son para correr más, son para desahogar el motor. Intenta siempre que puedas circular con una marcha más larga, ya que el motor bajará de régimen de giro y el consumo bajará.

5. Intenta hacer el mejor uso posible del coche en movimiento, debes mantener una velocidad constante evitando en todo momento los frenazos y acelerones, será mucho más cómodo para ti, para tus pasajeros y para tu bolsillo.
6. Procura no hacer paradas con el motor en marcha. Es absurdo calentar el motor, arranca y comienza a andar, si el coche dispone de sistema Star&Stop, parada y arranque automático, utilízalo, en especial en ciudad encendido. De lo contario, si vas a estar parado más de un minuto merece la pena parar el motor.
7. Usa el aire acondicionado solo cuando sea necesario regulando la temperatura si es posible a 21/22 grados. El compresor del aire acondicionado incrementa el consumo de combustible.
8. Debes realizar un adecuado mantenimiento del coche, los cambios de aceite previstos por el fabricante, y la revisión de filtros y líquidos son fundamentales para que todo funcione correctamente y no haya nada obstruido que pueda desequilibrar el correcto funcionamiento de motor y por tanto del incremento del consumo.
9. Un conductor eficiente es también un conductor hábil frente al tráfico. Debes respetar la distancia mínima de seguridad, e incluso incrementarla y vigilar el tráfico por delante, no solo del coche que nos precede, dos o tres coches más allá si es posible, de esta forma controlarás perfectamente la situación, serás más seguro y evitarás frenazos y acelerones.
10. Si compartes el coche siempre estarás ahorrando, puedes compartir gastos además de evitar que haya uno, dos y hasta tres coches más en la carretera al mismo tiempo.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*