Airbag para los cinturones de seguridad traseros

Lunes, 14 noviembre 2011

cinturón de seguridad inflable El fabricante norteamericano Ford está probando un nuevo sistema de seguridad con el que se reducirían considerablemente las consecuencias sobre los ocupantes de las plazas traseras del coche en caso de accidente. Se trata del cinturón de seguridad trasero inflable, que incorpora un airbag desplegable en 40 milésimas de segundo. Este airbag se integraría en el sistema de seguridad general y funcionaría de forma coordinada  junto con los frontales, laterales, de cortinilla y de rodilla que ya incorporan la mayor parte de sus coches. Por el momento está en modo de pruebas en el modelo Explorer en EE.UU y se prevé su incorporación progresiva al resto de la oferta a escala planetaria.

Con este mecanismo Ford da continuidad a su apuesta por la incorporación de nuevos sistemas que doten a sus coches con los máximos niveles de seguridad, en la misma línea del sistema de reconocimiento de señales de tráfico y el detector de ángulos muertos. El airbag de los cinturones de seguridad está pensado especialmente para los niños y personas mayores que habitualmente ocupan las plazas traseras, con el que se reducirían las lesiones en caja torácica, cuello y cráneo que comúnmente se producen en caso de colisión. Además, el amplio diámetro del cinturón inflable contribuye a mejorar la efectividad de la sujeción de los pasajeros, son compatibles con los asientos homologados para bebés y son más cómodos que un cinturón convencional, ya que ofrecen la sensación de ser más suaves y acolchados.

Cada cinturón está dotado de un airbag tubular que se infla con gas comprimido en frío suministrado por las bombonas situadas bajo los asientos a través del ancla de ajuste. La expansión se realiza de forma lateral a través del cuerpo del ocupante, en un tiempo aproximado similar al que tarda un vehículo que viaja a 120 Km/h en cubrir un metro de distancia, y el llenado se produce a una presión más baja y a un ritmo más lento que los airbags tradicionales. Con respecto a los cinturones de seguridad tradicionales, este sistema distribuye mejor la fuerza del impacto sobre el torso, al tiempo que proporciona sujeción suplementaria al cuello y la cabeza.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?

Deja un Comentario





*