A vueltas con la seguridad infantil en los coches

Jueves, 14 junio 2012

Estos días salían a la luz dos novedades relacionadas con la seguridad infantil en los coches. Una estaba relacionada directamente con los padres y la otra hacía referencia a las sillitas infantiles. En el primer caso se anunciaba que los padres que no usaran sistemas de retención infantil para sus hijos podrían perder la custodia de éstos. En el caso de las sillitas, se presentaba un estudio de 2012 que mostraba que una de cada cuatro suspende en materia de seguridad, protección de los niños y manejo.

La seguridad de los niños es siempre lo primero

Queda entonces un escenario en el que por un lado se busca que los padres se sensibilicen en la seguridad de sus hijos en el coche, que sean conscientes de que un 51% de los menores involucrados en un accidente de coche no hubieran sufrido consecuencias de haberse usado los sistemas de protección adecuados. Pero, a la vez, nos encontramos con que un 27% de las sillas que deben proteger a los hijos no cumplen con los requisitos mínimos de seguridad.

El dato de las sillitas se desprende del informe sobre la Seguridad en los Sistemas de Retención Infantil (SRI) que cada año, desde hace más de una década, elaboran los clubes de automovilistas más importantes de Europa, entre ellos el RACE y el RACC. El informe de 2012, que evalúa estos sistemas en las categorías de seguridad, manejo, ergonomía, contenido de sustancias peligrosas, limpieza y confección, resulta de especial interés al analizar un total de 15 modelos que incluyen la sujeción Isofix, por el que la silla se ancla en las butacas traseras en lugar de fijarse con los cinturones, que será obligatoria en coches nuevos a partir del próximo mes de noviembre.

Además, en la edición 2012 de este estudio, se han analizado criterios clave de 33 sillitas como la seguridad en caso de accidente o si los SRI contienen sustancias peligrosas para el niño, y criterios de practicidad, como la facilidad de instalación, la ergonomía o la facilidad de limpieza del propio SRI. Conviene destacar, como último aspecto de las sillitas, que los estudios de seguridad vial demuestran que un SRI bueno reduce hasta en un 75% las lesiones del niño en caso de accidente o impacto.

En cuanto a la posible imputación a los padres ‘descuidados’, la propuesta fue a raíz de las conclusiones que se desprendían del ‘Proyecto de Investigación sobre Accidentes de Menores’. La Fiscalía de Seguridad Vial fue la encargada de presentar dichas conclusiones y el fiscal coordinador, Bartolomé Vargas, propuso que los padres que sean sancionados en más de tres ocasiones por no recurrir a estos sistemas para proteger a sus hijos, se sometan a examen por parte de la Fiscalía, pudiendo decidir en los casos más extremos que se les retire la tutela.

La Fiscalía también ha comenzado a estudiar la posibilidad de que, si se lleva a menores en el vehículo, se agraven las penas por exceso de velocidad, consumo de alcohol, etc. Además, la Fiscalía también ha sugerido que los sistemas de retención homologados sean obligatorios en taxis y autobuses.

Si te ha gustado el artículo, haz click aquí

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?


1 Comentario

  1. alquiler vehiculos Italia   |  Viernes, 22 junio 2012

    Lo unico que tengo a decir, es que todas las sillitas infantiles son buenas y iguales, desde que, quienes llevan el coche lo hagan con respecto cuidado y cumplindo das reglas de la cerretera. Un saludo

Deja un Comentario





*